Abascal “animará” a sus simpatizantes a defenderse de las agresiones si la Policía no actúa

“Marlaska ha permitido que una pandilla de energúmenos lanzaran piedras, objetos y huevos contra los asistentes”, denuncia el líder de Vox

El presidente de Vox, Santiago Abascal, interviene durante un mitin del partido en Navalcarnero
El presidente de Vox, Santiago Abascal, interviene durante un mitin del partido en NavalcarneroAlejandro Martínez Vélez Europa Press

El presidente de Vox, Santiago Abascal, se estaría planteando “animar” a sus simpatizantes a defenderse de las agresiones hacia la formación en actos de campaña “si no interviene la Policía”. Y es que tras los últimos incidentes en un mitin en Navalcarnero, el líder de la formación realizó la siguiente reflexión: “Esta noche voy a valorar si, en lo que queda de campaña, animamos a nuestros simpatizantes a defendernos de las agresiones si no interviene la policía para proteger a nuestra gente y detener a los agresores”.

Y es que, el propio Abascal denuncia a través de sus redes sociales que un grupo de “energúmenos” lanzara piedras a una niña que había acudido con sus padres al mitin. “Como es una niña española no tendrá la compasión de tanto canalla mediático y político que ahora sonríe porque han logrado hacer llorar a una niña”, matizaba.

El presidente de Vox también dejaba claro que, en las últimas elecciones, su partido “fue el más votado” en Navalcarnero, donde hoy “esperaban muchísimos vecinos para escucharles”. Sin embargo, una vez más se producían incidentes que terminaban con agresiones. “De nuevo, Marlaska ha permitido que una pandilla de energúmenos, agitados por la prensa y los demás partidos, lanzaran piedras, objetos y huevos contra los asistentes”, relataba mientras hacía hincapié en que entre otras personas, esos objetos habían alcanzado “a una niña de 10 años, Irene, con un huevo en la cabeza”.

Por todo ello, Abascal advertía que no va a ver llorar a otra niña “sin agarrar por el pescuezo y poner a disposición de la policía al terrorista callejero que le haya hecho daño”. Asimismo, aseguraba que no permitirán la “batasunización de las calles y pueblos de Madrid”. “Ni nos van arrebatar la libertad ni nos vamos a dejar lapidar”, insistía.