Marruecos considera “injusta” y “gesto de mala vecindad” la acogida en España del jefe del Frente Polisario

La diplomacia del país vecino filtra el gran malestar que ha causado la llegada de Brahim Ghali

Brahim Ghali (AP Photo)
Brahim Ghali (AP Photo) AP

Marruecos considera un gesto “injusto” y de la “mala vecindad” la acogida en España, en un extraño acontecimiento en el que llegó con identidad falsa, del presidente de la República Árabe Saharaui Democrática y dirigente del Frente Polisario, Brahim Ghali, que está sindo tratado de coronavirus en un hospital de Logroño.

Un “alto funcionario de la diplomacia marroquí”, que cita el portal Le360, desmintió, además, a la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, cuando dijo que el asunto no iba a afectar a las relaciones entre ambos países.

El diplomático se mostró sorprendido por “las contradicciones inherentes a esas observaciones; y subrayó: “al dar la bienvenida en secreto al líder de los separatistas, las autoridades españolas no consideraron a Marruecos un amigo y un socio privilegiado (…) España sabe muy bien que la cuestión del Sáhara es existencial para el Reino de Marruecos. ¿Por qué entonces prefirió maniobrar, si no jugar, a espaldas de Marruecos?”

Lamentó, asimismo, la “actitud injusta que contradice el espíritu de asociación y buena vecindad entre los dos países (…) Esta actitud plantea malentendidos y preguntas en Marruecos”.

Igualmente, recordó la colaboración con España en “cuestiones que son importantes, como el terrorismo o la inmigración; la interacción con Marruecos es transparente. Y cuando se trata de un tema que España mide perfectamente la importancia de Marruecos, nuestro vecino del norte está maniobrando entre bastidores”. “¿Dónde está la confianza y la asociación estratégica?. Cuando dices ser un socio estratégico, no eres cómplice de los enemigos de este socio”, se lamentó. Y apostilló: “Marruecos toma nota de una actitud injusta”.

Se preguntó, en este sentido, por qué España “tuvo que aceptar a Brahim Ghali bajo una identidad falsa. “¿A qué le teme? ¿De qué se avergüenza?” Y añadió: “¿Por qué el Ejecutivo español está tratando de eludir las limitaciones del poder judicial?”, en referencia a las causas pendientes que tiene Ghali en nuestro país.