Pablo Echenique insiste en responsabilizar a Vox de la amenaza a Reyes Maroto

El portavoz de Unidas Podemos vincula al hombre que envió la navaja a la ministra con un dirigente del partido, a pesar de que el letrado de éste lo niega

El portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, a su llegada a la sesión plenaria celebrada este martes en las Cámara Baja, en Madrid
El portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, a su llegada a la sesión plenaria celebrada este martes en las Cámara Baja, en Madrid FOTO: Kiko Huesca EFE

A pesar de que el autor de las amenazas a la ministra de Industria Reyes Maroto se trata de un hombre con problemas esquizofrénicos, el partido morado no duda de utilizar, de manera interesada, este hecho para lanzarse en su campaña contra Vox.

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, ha vinculado este martes la citada carta en la que en su interior contenía una navaja ensangrentada con votantes de Vox. Hace un mes, el mismo dirigente hacía algo similar, acusando a los votantes de derecha de ser responsables de la violencia machista.

A través de sus redes sociales Echenique insiste en responsabilizar a Vox no solo de la amenaza dirigida a la ministra de Industria, sino de más incidentes producidos antes de la campaña electoral en Madrid o en estos días, como el autor de los disparos al presidente del Gobierno Pedro Sánchez y a otros ministros, entre otros. Además, Echenique da veracidad a una información del diario Público en la que se asegura que el autor de las amenazas contra Maroto es familiar del diputado de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, algo que el propio político ha desmentido en sus redes sociales.

“El que simuló fusilar al presidente (Pedro Sánchez) y a Pablo Iglesias trabajó como seguridad de Vox. El joven que dio una patada a un guardia civil en Navalcarnero: simpatizante de Vox. El que amenazó de muerte a la ministra Maroto: votante de Vox. ¿Se entiende o hace falta un croquis?”, ha lanzado en un comentario en Twitter.

Una vinculación que es negada totalmente por el abogado del hombre que envió la navaja a la ministra y que se trata de un hombre con problemas de salud mental. De hecho, el letrado ha explicado que su representado “no tiene nada que ver con Vox ni con el PP, como se ha dicho, ya que no tiene familiares cercanos”, en referencia a algunas publicaciones que aseguran que el autor de las amenazas es familiar del diputado de Vox, Iván Espinosa de los Monteros. De hecho, el propio político ha desmentido hoy esta información.

No es el único tuit que ha emitido hoy Pablo Echenique para focalizar este asunto, sino que a lo largo del día también ha criticado que ningún telediario “curiosamente ha mencionado “que el que envió la navaja a la ministra Maroto es votante de Vox”. Sí ha censurado que los medios de comunicación se hayan hecho eco de las informaciones conocidas en las que se explica que el autor material de las amenazas a la ministra de Industria tiene problemas de salud mental. A su juicio “si puedes proteger al fascismo al tiempo que estigmatizas a los enfermos es 2x1″.

Una tesis sostenida por los morados que ha sido defendida también en redes sociales por el propio partido, asegurando que quien simuló fusilar a miembros del Gobierno, quien “pateó a un guardia civil”, o quien amenazó de muerte a Reyes Maroto y el francotirador que planeó asesinar a Sánchez tienen en común que “todos eran simpatizantes o votantes de Vox”.

Un discurso similar al ofrecido esta mañana por el candidato de Unidas Podemos a la Puerta del Sol, Pablo Iglesias, quien en un acto electoral en Getafe ha aseverado que “el fascismo del siglo XXI” es un mecanismo de poder “para frenar los avances democráticos”, que se vale de “las mentiras, las amenazas, el miedo y la impunidad”, que son utilizados para “aterrorizar a la gente modesta”, en una referencia clara a Vox. Ante ello, el ex vicepresidente ha pedido a sus simpatizantes que acudan a las urnas masivamente el próximo 4 de mayo. “Frente al fascismo, más democracia”, es el mensaje que más ha repetido.