Madrid

Pablo Iglesias aterriza hoy en Vallecas tras acusar a Vox de ir a “provocar”

El partido morado deja para la recta final de su campaña la plaza Roja, donde los de Abascal recibieron pedradas de activistas de izquierda

Varias personas durante el acto ‘Desinfecta Vallekas del Fascismo’ en la ‘Plaza Roja’ de Vallecas, a 8 de abril de 2021, en Madrid (España)
Varias personas durante el acto ‘Desinfecta Vallekas del Fascismo’ en la ‘Plaza Roja’ de Vallecas, a 8 de abril de 2021, en Madrid (España) FOTO: Isabel Infantes

Golpe de efecto de última hora. Unidas Podemos todavía no había pisado Vallecas en campaña electoral. Hasta ahora habían celebrado mítines en Getafe, Leganés, Usera, Villalba, Villaverde o Tetúan entre otros. Sin embargo, han decidido dejar para el “round final” de la carrera por la presidencia de la Comunidad de Madrid uno de los que consideran sus grandes bastiones.

Es la Plaza Roja de Vallecas, la que fue escenario hace unas semanas de una batalla campal cuando Vox acudió a un mitin electoral. Fue el primer episodio de campaña que se saldó con varios incidentes, después de que activistas y vecinos terminaran lanzando piedras contra el partido de Santiago Abascal en un acto de precampaña. Una cita que desde el partido morado no dudaron en calentar previamente. El propio Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos llamó a desinfectar el suelo “con lejía” tras el paso del partido por Vallecas. Además, desde el sector de la extrema izquierda pidió boicotear el acto, convocando una concentración horas antes con el lema “fuera fascistas de nuestros barrios”.

Un acto que se saldó con disturbios que dejaron más de una treintena de heridos, 20 de ellos policías y con la agresión a un diputado del partido. Al día siguiente, el partido Podemos, que no condenó la violencia, cargó contra Vox por, a su juicio, “ir con el fin absolutamente deliberado y evidente de provocar altercados en el barrio”, en palabras del candidato a presidente de la Puerta del Sol, Pablo Iglesias. Es, además, este discurso el que ha seguido enarbolando durante toda la campaña los morados, al que han sumado, a última hora, la vinculación de las amenazas recibidas por el secretario general de Podemos, entre otros, a votantes y simpatizantes de Vox.

El partido ha dejado para el final de su campaña su aterrizaje en Vallecas, donde el partido identifica que se encuentra el grueso de sus votantes, entre otros barrios madrileños. El partido fía su remontada en las urnas a la movilización del votante de izquierdas. De hecho, desde la formación aseguran que en los últimos días el factor movilizador ya se ha activado, sobre todo después del debate de la Cadena Ser. Sin embargo, el discurso del candidato morado choca con la tozudez de los datos de las últimas elecciones autonómicas, pues Vox le superó en la mitad de los distritos y municipios del “cinturón rojo”.

Iglesias acudirá a la Plaza Roja de Vallecas esta tarde a las 18.30 horas acompañado de la plana mayor de su partido. Arroparán al candidato, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la coportavoz de la Ejecutiva de Podemos y ‘número dos’ de la lista electoral, Isa Serra.

Precisamente ayer, la candidata a Vox a presidenta de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, criticó que la “izquierda pija” vaya a “hacer turismo” a la Plaza de la Constitución de Vallecas, conocida como Plaza Roja. Censuró, además, que la izquierda “no se atreve a salir a caminar a la calle y a hablar a los suyos”. “Me he enterado de que la izquierda pija esta de Pablo Iglesias se va a hacer turismo a Vallecas, a la Plaza Roja a dar un mitin. Estos que nos tiran piedras van para allá a hacer turismo, van a ver si reconocen el barrio”, ironizó.