Resultados elecciones Madrid: Iglesias huye tras su fracaso personal

Dimite de todos sus cargos al ser doblado por el partido de Errejón y quedar como quinta fuerza en la Asamblea de Madrid

Thumbnail

Punto final. La plaza que vio nacer a Pablo Iglesias hoy le deja caer. El ex vicepresidente recoge el mensaje de manera inmediata y decide huir, adelantándose al paso que hoy pedirá su sector crítico. Ya no contribuye, ni suma, así que dimite de todos sus cargos políticos; es decir de ex secretario general, que era el único cargo que ostentaba tras su salida de Moncloa.

Consulte aquí los resultados de las elecciones en todos los distritos y municipios de la Comunidad de Madrid

Los resultados electorales cosechados por los morados suponen un fracaso sin posibilidad de disculpas para el ex vicepresidente del Gobierno que fio el devenir de su partido en la Comunidad de Madrid a su liderazgo, sin ser consciente del efecto desgaste que lleva sufriendo desde hace cinco años. Es por ello que, en último balance, reunió a su Ejecutiva tras confirmar su último fracaso personal. Iglesias ha llevado a Podemos a convertirse en un actor secundario en la política madrileña. Queda relegado a quinta fuerza política y se convierte en irrelevante en la Asamblea de Madrid, por detrás de Vox. E Iglesias fue perfectamente consciente ayer y no se quedará como último líder en la Asamblea, a pesar de que prometió hace unos días quedarse donde los inscritos le marcaran.

Al filo de la media noche, compareció ante los medios para anunciar el fin de su vida política. «Cuando uno no es útil tiene que saber retirarse», asumió el ya ex líder de Podemos, quien asimiló que no era «una figura política que pueda contribuir a sumar». Deja todos sus cargos de inmediato tras el triunfo incontestable del PP y tras no lograr que el «efecto Iglesias» se traduzca en un gobierno de izquierdas. Será ahora, Yolanda Díaz, la que deba enfrentarse al reto de reconstruir su formación tras la debacle.

Y es que los morados solo mejoraron ayer su resultado en tres escaños respecto a 2019, unos números que ni suman a la izquierda y que demuestran la decepción del electorado con Iglesias, al darle la espalda y verse doblado en escaños por su principal rival, Más Madrid, que sí ha conseguido el deseado sorpasso al PSOE que él no consiguió. A este partido, felicitaba ayer por su «magnífico resultado», aunque destacando que tras su batacazo, esa suma no contribuía a un gobierno de izquierdas.

Iglesias se marchó ayer sin entender sus resultados. A su juicio «Madrid había votado diferente». Fundamentó su adiós por haberse convertido «en un chivo expiatorio que moviliza los afectos más oscuros, más contrarios a la democracia y las bases materiales de la misma». Iglesias dijo ayer sentirse víctima de una «deshumanización» durante su estancia en política, a la que responsabilizó a Vox, aunque sin nombrarle. «A partir de ahí la inteligencia política tiene que estar por encima de otra consideración», analizó para después confesarse «limitado» en la organización debido a entender que su persona «moviliza» a «los que odian la democracia» y no al electorado de izquierdas.

El partido sufrió ayer una seria derrota, a pesar de su esfuerzo en movilizar al electorado de los barrios del sur y la periferia. De nada sirvió la centralización de su campaña en Villaverde, Getafe, Leganés, Usera, Vallecas, Alcorcón, Móstoles y Vicálvaro. Y es que, en ninguno de estos emplazamientos los morados han logrado situarse como primera fuerza política. Hasta en Vallecas, arrasaron ayer los populares.