Sólo quedan 10 presos de ETA por recibir el beneficio del traslado

La AVT denuncia que Sánchez pasará a la historia como el que acercó a los terroristas al País Vasco y Navarra

Manifestación en apoyo de los presos delante de la cárcel de Martutene EFE/Juan Herrero
Manifestación en apoyo de los presos delante de la cárcel de Martutene EFE/Juan Herrero FOTO: Juan Herrero EFE

Sólo quedan 10 presos de ETA por recibir los beneficios de los traslados al País Vasco o a cárceles próximas, según denuncia la Asociación de Víctimas del Terrorismo. “La derogación de la política penitenciaria sigue su curso, y la “agenda carcelaria” del Ministerio del Interior mantiene el ritmo de los traslados semanales”.

“Sin ninguna duda, el Señor Sánchez va a pasar a la historia como el presidente del Gobierno que acercó a todos los presos de ETA al País Vasco y Navarra (…) Además, cada vez es mayor el porcentaje que se trasladan cada viernes a cárceles propias de la Comunidad Autónoma vasca”.

Los presos reclusos beneficiados esta semana son:

José Carlos Apeztegia Jaka. De Pamplona a San Sebastián. Fue condenado en 2019 a la pena de cuatro años de prisión por un delito de integración en organización terrorista en relación a las actividades que estuvo haciendo para ETA mientras estaba cumpliendo condena. La primera vez que Apeztegia fue detenido, a principios de los noventa, también fue juzgado por un delito de pertenencia a ETA debido a su implicación en la red de extorsión y el cobro del llamado “impuesto revolucionario”.

Lexuri Gallastegi Sodupe. De Almería a Zuera, en Zaragoza. En 2008 fue condenada a 1.476 años de prisión por el atentado en 2001 contra el subsecretario general de Policía Científica, Juan Junquera, en el que éste y otras 96 personas resultaron lesionadas.

Por otra parte, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha dispuesto aplicar el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, para flexibilizar su clasificación en segundo grado, a los internos:

Joseba Segurola Beobide. Está en el Centro Penitenciario de Burgos. Ingresó en prisión el 19 de julio de 2003 y cumple una condena de 20 años por los delitos de colaboración con banda armada, falsificación y depósito de armas y explosivos.

Javier Pérez Aldunate. Cumple condena en el Centro Penitenciario de Pamplona. La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional le condenó a 35 años de prisión por varios delitos, entre ellos, recabar información para matar al rey Juan Carlos en la Semana Santa de 2004, contra quien finalmente no pudo atentar porque supuestamente no recibió a tiempo el rifle con el que planeaba dispararle.