España pone fin a su misión en Afganistán tras casi 20 años

Los últimos 24 militares regresarán el día 13, cerrando la operación en el exterior más larga de las Fuerzas Armadas y en la que más efectivos han perdido la vida

Militares españoles en Afganistán en 2013
Militares españoles en Afganistán en 2013 FOTO: Javier Fdez-Largo

Casi dos décadas, en concreto 19 años y cuatro meses. Es, finalmente, el tiempo que durará la que ha sido la misión en el exterior más larga de las Fuerzas Armadas: la de Afganistán. Los últimos 24 militares que aún quedan el el país, como parte de la operación “Resolute Support” de la OTAN, regresarán a España la próxima semana, dando por finalizada la que también ha sido la misión con más bajas.

En concreto, será el próximo jueves día 13 cuando el último de los contingentes desplegados en el país asiático regrese a nuestro país, tal y como ha adelantado El País y han confirmado a este periódico fuentes del Estado Mayor de la Defensa (EMAD). Prácticamente 20 años después de que los primeros uniformados pisaran suelo afgano, en enero de 2002, España cierra así una misión en la que han perdido la vida un centenar de militares y en la que el contingente español llegó a superar los 1.500 efectivos. Eso sí, desde 2015, la presencia de tropas españolas se ha ido reduciendo. Su coste el pasado año fue de 8.017.279 euros.

El anuncio llega apenas un mes después de que Estados Unidos anunciase el repliegue total de sus soldados en septiembre, fecha en la que en principio estaba previsto que regresase el contingente español. Pero será finalmente, el Ministerio de Defensa ha decidido no alargar más los plazos y dirá adiós a Afganistán el jueves. Para oficializar el final de esta misión, por la que han pasado cerca de 30.000 militares españoles, Defensa organizará ese mismo día en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) un acto para recibir a este último equipo, que se desplegó en la capital, Kabul, el pasado mes de noviembre.

Desde enero de 2002

Fue el 24 de enero de 2002 cuando los primeros 350 militares españoles se desplegaron en Kabul en lo que entonces era la operación ISAF de la OTAN. A partir de ahí, la presencia militar española fue creciendo tanto en número como en responsabilidad, asumiendo con el tiempo el mando de la base de Herat, donde puso en marcha un hospital de campaña, o del equipo de reconstrucción provincial en Qala-i-Naw, provincia en la que estuvo hasta septiembre de 2013. Entre medias, los contingentes españoles llegaron a superar los 1.500 efectivos en los peores momentos de una guerra que tardó en llamarse así, guerra.

Un militar español vigila desde su helicóptero en Afganistán
Un militar español vigila desde su helicóptero en Afganistán FOTO: Javier Fdez-Largo

A finales de 2014 ISAF se transformó en la misión “Resolute Support” de OTAN y un año después España también abandonó su presencia en Herat, reduciendo considerablemente su aportación a esta operación y desplegándose ya únicamente en Kabul. Allí están los últimos 24 efectivos españoles, entre los que hay dos desplegados en los cuarteles generales de la misión y un equipo de Operaciones Especiales. Todos, bajo las órdenes del coronel Alfonso Álvarez Planelles.

Pero además de ser la misión más larga en la que han participado las tropas españolas, la de Afganistán también es la que más bajas suma: 100. Y entre ellas, la mayor tragedia militar de la historia de las Fuerzas Armadas, el accidente del Yak-42 en 2003, que causó la muerte a 62 uniformados españoles que regresaban a España. O el de 2005 de un helicóptero “Cougar” en las proximidades de Herat, en el que perdieron la vida 17 militares.