El Colegio de Abogados desautoriza a la letrada de Hasel por atacar a la Policía

La CEP había presentado una queja tras unas declaraciones en las que defendía su derecho a odiar a los agentes

La abogada del rapero Pablo Hasel, Alejandra Matamoros (c), acompañada por el amigo del cantante David Martin (d), EFE/ Marc Carnicer
La abogada del rapero Pablo Hasel, Alejandra Matamoros (c), acompañada por el amigo del cantante David Martin (d), EFE/ Marc CarnicerMarc CarnicerEFE

El Colegio de Abogados de Madrid ha desautorizado a la letrada del rapero Pablo Hasel, Alejandra Matamoros, que fue denunciada por la Confederación Española de Policía (CEP) a raíz de unas declaraciones en las que defendía su “derecho a odiar a la Policía”, en relación con unos altercados registrados en la Puerta del Sol el 17 de febrero de este año.

En un Acuerdo adoptado el 26 de abril y comunicado a la CEP, considera que las citadas manifestaciones “son ajenas al ejercicio de la abogacía, de tal suerte que la cualidad de letrada que en ella concurre es meramente circunstancial y, por tanto, no están amparadas por el derecho de defensa de su cliente, rechazándose así (…) el alegato exculpatorio de la interesada”.

La denuncia tramitada por CEP recordaba que la abogada había intervenido en dos programas de televisión, el 17 y 18 de febrero, en los que había declarado, en relación con los detenidos por los graves disturbios en la Puerta del Sol de Madrid vinculados a la detención del rapero, que “no condenamos a una persona que se haya defendido de la Policía” y que “por supuesto que hay gente que odia a la Policía mucho”, añadiendo que “no solamente lo sé, sino que reivindico el derecho a hacerlo”.

En su defensa en este expediente profesional abierto a instancias de CEP, la letrada ha insistido en su ataque a la Policía Nacional era un opinión personal, justificando nuevamente lo que ella considera “su derecho a odiar a la Policía”, cuestión esta que califica de “opinión jurídica” amparada por una reforzada libertad de expresión de los profesionales de la abogacía, según informa la CEP.

“El Colegio de Abogados, que en su Acuerdo evita pronunciarse sobre el contenido de las declaraciones de su colegiada en lo que entendemos es un ejercicio de equidistancia que en poco contribuye al respeto institucional frente a declaraciones que incitan y fomentan el odio a un colectivo como el de los policías nacionales, sí que establece que el argumento exculpatorio aportado la abogada Alejandra Matamoros no tiene cobertura profesional”.

Pese a esa desautorización expresa, y de manera sorprendente, el responsable de Deontología Profesional del Colegio concluye que “los hechos denunciados se refieren a actuaciones ajenas al ejercicio profesional de la abogacía, a la que se no se extiende la potestad disciplinaria colegial, toda vez que la Sra. Matamoros profirió sus declaraciones en un acto que nada tiene que ver con su actividad como abogada, sino con la exposición de sus ideas”.