La Guardia Civil desmantela una red de radicalización yihadista en prisiones

Los arrestados seguían las instrucciones del estado Islámico para captar nuevos adeptos

Guardias civiles conducen al detenido en Ceuta
Guardias civiles conducen al detenido en Ceutajmzda

La Guardia Civil ha detenido a dos internos y a una tercera persona que había estado con anterioridad en prisión; llevaban a cabo, en distintos centros penitenciarios actividades proselitismo, captación y difusión de postulados yihadistas de manera concertada y coordinada, con una estrategia común.

Estas actividades están en línea con la estrategia global marcada por la organización terrorista Dáesh; consistían en la materialización de acciones públicas para trasladar los mensajes o consignas de la citada banda, entre las que se encontrarían la realización de pintadas en zonas comunes de las prisiones, así como difundir, a través de correspondencia postal, contenidos destinados a la afiliación terrorista.

En el Centro Penitenciario de Murcia II se procedió a la detención del identificado como I. M., preso preventivo por delitos de terrorismo y que es conocido por su actividad radical y adoctrinadora. La investigación ha puesto de manifiesto que sus actividades delictivas en prisión no eran hechos aislados, sino que obedecían a una estrategia común.

En el de Teixeiro (A Coruña) fue arrestado el identificado como R. B., que cumple condena por delitos contra el patrimonio, aunque está catalogado como interno de especial seguimiento (FIES) por tratarse de un interno radicalizado durante su estancia en prisión.

Por último, se detuvo a M.D. en la localidad de Ceuta. Esta persona estuvo en prisión durante dos períodos diferentes y ejercía actividades proselitistas y de difusión de consignas yihadistas.

Gracias al conocimiento de los procesos de radicalización en prisión, la investigación ha puesto de manifiesto que las actividades de estos detenidos se pueden enmarcar “en una dinámica grupal más amplia en la que, de manera concertada y coordinada, centraban sus esfuerzos en radicalizar, captar y adoctrinar ideológicamente en los postulados de la organización terrorista Daesh a nuevos individuos dentro de prisión