Madrid

Varapalo de la Junta Electoral contra RTVE: Mónica López vulneró la “neutralidad” con Vox en su entrevista a Monasterio

Da la razón a la formación de Abascal y destaca que la periodista empleó “un tono de reproche y reprobación en contra de la entrevistada”

La meteoróloga Mónica López que entrevistó a la candidata de Vox, Rocío Monasterio
La meteoróloga Mónica López que entrevistó a la candidata de Vox, Rocío MonasterioTVELA RAZON

La Junta Electoral Central ha reconocido que la entrevista que Mónica López realizó en RTVE a la candidata de Vox Rocío Monasterio vulneró los principios de pluralismo, neutralidad e igualdad entre candidatos y denuncia que la periodista convirtió la entrevista en un debate con la candidata al mantener “un tono de reproche y reprobación tomando posición, por momentos, en contra de la entrevistada”.

La entrevista se produjo el pasado 26 de abril, en plena campaña de las elecciones del 4 de mayo. Según denunció Vox la periodista prestó especial interés de mostrar una “información sesgada ideológicamente y limitó la capacidad de respuesta de la entrevistada , vulnerando su derecho a la libertad de expresión necesaria en el marco de un periodo electoral” al tiempo que se quejaban de que había tenido una actitud “muy diferente” con respecto al resto de candidatos.

“Enfrentamiento”

La Junta Electoral indica además que todo ello “supuso un cambio de formato, ya que lo debía ser una entrevista centrada en el programa electoral del partido se convirtió en un debate entre la periodista y la candidata, consumiendo con ello el tiempo trasado para esta entrevista”. Dicho organismo subraya que no discute con ello que la periodista pueda realizar las preguntas que considere oportunas, sino que, “lo que resulta reprochable es el tratamiento que hizo la profesional del medio respecto de esta facultad que tiene, pasando a colocarse en la posición de enfrenamiento directo con la candidata”. Además, tras analiza el resto de entrevistas con los demás candidatos advierten de que “la periodista no mantuvo ese tono recriminatorio” ni se centró la entrevista en aspectos particularmente polémicos como sucedió en este caso.

Por todo ello, la JEC considera que la entrevista “no fue acorde con los principios de ecuanimidad y neutralidad exigibles al medio público en que tuvo lugar” al tiempo que ordena a RTVE que “actuaciones como esta no se reproduzcan en el futuro, debiendo los profesionales de dicho medio respetar los principios de neutralidad informativa e igualdad respecto a todos los candidatos que concurran a las elecciones”.