Podemos desafía al Gobierno y apoya la autodeterminación del Sáhara

Tensa la relación entre socialistas y morados y exige no ceder al “chantaje” de Marruecos en plena crisis

24 horas de silencio para, ahora, desafiar la postura del Gobierno en materia migratoria. En medio de la mayor crisis migratoria que afecta de lleno a España, Unidas Podemos, hasta ahora, había decidido rebajar sus exigencias en materia de política exterior y abandonar brevemente la bandera a la que se acoge el partido, la de exigir la petición de un referéndum en el Sáhara.

De hecho, dentro de la cuota morada nadie se ha pronunciado, todavía, al respecto. Nada de reclamaciones históricas para los morados como la petición de un referéndum de autodeterminación en el Sáhara, como en ocasiones anteriores había pedido el propio Pablo Iglesias. Desde el partido han decidido levantar la voz y contradecir la postura que defiende el Gobierno central. La eurodiputada y secretaria Internacional de Podemos, Idoia Villlanueva, ha sido quien ha decidido contrariar la posición mayoritaria en el Gobierno y ha reafirmado la posición de su formación a la libre determinación del pueblo saharaui, como define el derecho internacional. Ha defendido, además, no no ceder al “chantaje” de Marruecos, a la que ha acusado de generar la crisis migratoria en Ceuta con el fin de “presionar” y provocar “tensiones” en España. “Nosotros siempre hemos tenido una postura clara y que mantenemos: la necesidad de libre determinación para el pueblo saharaui como lo define el Derecho Internacional”, ha concretado Villanueva.

La portavoz del partido ha reclamado también un cambio de rumbo en la política migratoria de la Unión Europea, para impedir que Marruecos “y la extrema derecha cobarde y servil” utilicen a personas “para chantajear y difundir un discurso de odio”. De esta forma, ha demandado “acabar con unos acuerdos migratorios que son la vergüenza de Europa”. A juicio de la portavoz, estamos asistiendo “a un nuevo episodio” de intento de “chantaje” de Marruecos a España, el cual ha tildado es el “más grave” en la “crisis” que atraviesa desde hace tiempo en la relación de vecindad entre ambos países.

Para el partido morado, Marruecos ha utilizado “a personas y familias en una situación de extrema vulnerabilidad” para “ejercer presiones políticas” contra España.