Marruecos engañó a los niños diciéndoles que verían a Cristiano Ronaldo en Ceuta

Padres marroquíes buscan a sus hijos y algunos, tras reconocerlos por la televisión, se han presentado para recuperarles

Thumbnail

La avalancha de menores que llegó a Ceuta suma en torno a los 1.500 niños, la mayoría de ellos, varones. Según destaca el Faro de Ceuta las clases de Castillejos están vacías y solo acuden las niñas ya que los pequeños han huido: fueron engañados con la mentira de que verían a Cristiano Ronaldo en Ceuta, que jugaba un partido de fútbol en la ciudad autónoma. Eso les hizo salir a la carrera. Otros, los más pequeños, pensaron que se trataba de un juego o que iban de excursión y siguieron al resto, tras ver que habían abierto la frontera.

También se les habría instado a cruzar la frontera con la promesa de que en España podrían curarse de la diabetes. Según miembros del hospital ceutí, entre los ingresos de estos menores hay diabéticos y en los últimos días habrían sufrido bajadas de azucar. Alguno de estos jóvenes han asegurado que les habían dicho que “aquí podrían curarse”.

Dos menores migrantes procedente de Marruecos a su llegada a Ceuta
Dos menores migrantes procedente de Marruecos a su llegada a CeutaAntonio Sempere Europa Press

Los padres les reclaman

Los padres marroquíes no les lanzaron al mar. Y, ahora, les reclaman, ya que muchos no sabían que habían huido a Ceuta. Algunos de los progenitores les han reconocido a través de imágenes que se difunden en las redes sociales o la televisión y se han presentado en la valla para reclamarlos. Quieren que sus hijos regresen y piden ayuda para encontrarles.

Para ello, incluso han acudido a contactos en Ceuta con el fin de poderlos localizar en las naves del Tarajal, donde permanecen en torno a unos 700 menores. Anoche ya se procedió al traslado de unos 300 niños al albergue de Piniers, un centro que había sido clausurado recientemente, pero que ante la avalancha de inmigrantes ha debido de ser reutilizado de nuevo, pese a su precariedad.

Reagrupación familiar

Para aliviar la situación de la nave del Tarajal está previsto enviar a otras ciudades españolas a 200 menores que están en el centro La Esperanza, que tiene mejores condiciones y además se trata de chavales que están integrados y llevan residiendo en Ceuta varios meses.

La Policía establece dos procedimientos para la atención de los menores, el primero de ellos de reagrupación familiar, que está destinado a los progenitores que reclaman a sus hijos, para lo que la Ciudad Autónoma de Ceuta ha facilitado este jueves un teléfono (956512413).

En este sentido, la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha reconocido que muchas familias están reclamando desde Marruecos a los menores llegados durante los últimos días a Ceuta y ha señalado que se estudiará “con rigor caso a caso”, prevaleciendo siempre el interés superior del menor.

Por otro lado, están los menores que no reclaman nadie y que, por tanto, están en situación de desamparo, por lo que su cuidado corresponde a la ciudad de Ceuta, ha añadido un portavoz de la Delegación del Gobierno.

Para determinar la edad en los casos en que haya dudas de que se trate de menores se les hace una prueba de los huesos de la muñeca y una radiografía bucal.