La Audiencia se niega a investigar a Ghali por entrar con documentación falsa en España

El juez rechaza la denuncia de un grupo de abogados marroquíes y tacha de “desmedido” afirmar en este momento que el líder polisario “ha cometido crímenes atroces contra la humanidad”

Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, está ingresado en un hospital de Logroño desde el pasado 18 de abril
Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, está ingresado en un hospital de Logroño desde el pasado 18 de abril FOTO: Fateh Guidoum AP

La Audiencia Nacional rechaza investigar a Brahim Ghali por entrar en España con documentación falsa. El juez Santiago Pedraz ha rechazado la pretensión de un colectivo de abogados marroquíes por falsedad documental por estos hechos.

El Club de Abogados de Marruecos, que representa a más de medio millar de letrados, presentó una denuncia ante la Fiscalía de La Rioja, donde está ingresado el líder del Frente Polisario desde el pasado 18 de abril. Trasladada a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, ésta la puso en conocimiento del magistrado, que mañana ha citado como investigado a Ghali por dos querellas presentadas contra él (una de 2007, pero reabierta hace solo unos días) por delitos de genocidio, torturas y detención ilegal.

Los denunciantes confiaban en su escrito en que la Fiscalía hubiese “iniciado las investigaciones necesarias para detener a esta persona que ha cometido crímenes atroces contra la humanidad”. Pero a Pedraz le parece “totalmente desmedido” realizar esta afirmación contra una persona que, recuerda, tiene derecho a la presunción de inocencia.

“Consternación e indignación”

El magistrado subraya que “se están investigando unos hechos que podrían suponer la comisión” de delitos de tortura, secuestro y crímenes de guerra, pero precisa que “en modo alguno existe imputación contra el mismo” y tacha de “incierto” que, como manifiesta el colectivo de abogados marroquíes, esté procesado por estos hechos.

El instructor inadmite en todo caso la denuncia porque los hechos a que se refiere “no pueden constituir un delito de los atribuidos a la competencia de la Audiencia Nacional”, puesto que la posible falsedad documental no está incluida en ese catálogo, por lo que se remite a las normas ordinarias de competencia.

En la denuncia, el abogado Mourad Elajouti, portavoz del citado colectivo, hacía llegar a la Fiscalía de La Rioja la “consternación e indignación” que ha causado a los letrados de la asociación las informaciones relativas a que Ghali, “procesado por la justicia española por actos de tortura, secuestro y sospechoso de haber cometido crímenes de guerra”, había ingresado en el Hospital San Pedro de Logroño “con una identidad falsa y presentando documentos de identidad falsificados”.

Los denunciantes solicitaban al Ministerio Público que “se proceda a la persecución y detención” del líder del Frente Polisario, por haber “falsificado y utilizado a sabiendas un documento de identidad falso”. Pero Pedraz deja claro que la denuncia de los letrados se basa en “informaciones que nos han llegado”, sin que conste “que efectivamente o al menos indiciariamente se hayan utilizado documentos falsos”.