Un juzgado de Logroño investiga ya si Ghali entró en España con documentación falsa

El magistrado abre diligencias tras una denuncia de Manos Limpias al ver indicios de un delito de falsedad en documentos público

Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, ha regresado a Argelia esta madrugada después de que la Audiencia no le impusiera medidas cautelares
Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, ha regresado a Argelia esta madrugada después de que la Audiencia no le impusiera medidas cautelaresFateh GuidoumAP

Un juzgado de Logroño investiga si Brahim Ghali entró en España con documentación falsa el pasado abril tras admitir a trámite la denuncia interpuesta por el sindicato Manos Limpias el pasado 21 de mayo. Hace sólo unos días, el magistrado Santiago Pedraz -que ayer se negó a acordar medidas cautelares contra el líder polisario, que horas después regresó de madrugada a Argelia- descartó investigar estos hechos al no considerar competente a la Audiencia Nacional.

En la resolución, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la capital riojana, el magistrado José Carlos Orga, ve indicios de “la posible existencia de un delito de falsificación por particular de documento público o mercantil”.

Para el instructor, “no estando determinadas la naturaleza y circunstancias de tales hechos ni las personas que en ellos han intervenido” procede abrir diligencias para llevar a cabo las averiguaciones “esenciales” con el objetivo de esclarecer los hechos y, en su caso, determinar “el órgano competente para el enjuiciamiento”

En su denuncia, Manos Limpias considera que Ghali -que entró en nuestro país con el visto bueno del Gobierno por “razones humanitarias”- pudo cometer un delito de falsedad documental “al registrarse con una falsa identidad a su llegada a España”.

Se registró como Mohamed Benbatouche

El líder del Frente Polisario, sostiene el colectivo de funcionarios, “viaja desde Argel a España (Zaragoza) con pasaporte diplomático presuntamente falso” y “aterriza en la Base Aérea Militar de Zaragoza, el 18 de abril de 2021, evitando intencionadamente aterrizar en el aeropuerto civil de Zaragoza, donde podría haber sido identificado”.

Tras ser trasladado en una ambulancia al Hospital San Pedro (Logroño), se registró “con el nombre de Mohamed Benbatouche, nacido el 19 de septiembre de 1950”, aunque “en dos actas médicas consta como Mohamed Adellah, nacido el 12 de febrero de 1950”, señalan los denunciantes.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz rechazó la semana pasada investigar por falsedad documental a Brahim Ghali por entrar en España con documentación falsa, como pretendía un colectivo de abogados marroquíes.

El Club de Abogados de Marruecos, que representa a más de medio millar de letrados, presentó una denuncia ante la Fiscalía de La Rioja, que la trasladó a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que a su vez la puso en conocimiento del magistrado.

Pero Pedraz dejó claro que los hechos “no pueden constituir un delito de los atribuidos a la competencia de la Audiencia Nacional”, puesto que la posible falsedad documental no está incluida en ese catálogo.