El PP carga contra Laya: “Ha conseguido que España sea irrelevante en la UE, en EEUU, en Iberoamérica y en el norte de África”

La ministra de Exteriores carga contra el PP y le recuerda la moción que aprobó junto con Bildu sobre el Sáhara en el Senado

Thumbnail

La crisis diplomática entre Marruecos y España, así como la postura de nuestro país respecto al Sáhara Occidental han protagonizado las preguntas que la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha respondido durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados, a la que no ha asistido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que ha sido monopolizada por los posibles indultos a los condenados por los actos del 1 de octubre.

La diputada del PP María Valentina Martínez ha preguntado a la titular de Exteriores si “¿considera la que está resolviendo de forma satisfactoria la crisis abierta entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el Reino de Marruecos?”. Ha pronunciado esta pregunta tras recodarle al Gobierno los últimos traspiés relacionados con la reciente tensión con el reino alauí que incluyen la avalancha migratoria en Ceuta como consecuencia del traslado a un hospital riojano del jefe del Frente Polisario.

“Pone en marcha su diplomacia discreta que no hay contacto, no da puntada sin lío, deje de hacer el ridículo”, le ha espetado la popular. “Señora Laya, usted que venía a traer a España de vuelta, ha conseguido que España sea irrelevante en la UE, en EE.UU., en Iberoamérica y en el norte de África”, le ha dicho para después subrayar que en su partido la dan por amortizada, en relación con los rumores respecto a su probable sustitución en una hipotética remodelación del Ejecutivo.

La ministra ha justificado los vaivenes de su Ejecutivo atacando al PP al recordarle la moción que aprobó hace tres meses con motivo de la violación del alto al fuego en el Sáhara Occidental junto con otros ochos grupos políticos, entre ellos Bildu. “El gobierno ni ha buscado ni alimenta una crisis entre España y Marruecos y por eso miramos al futuro y estamos trabajando”, ha dicho Laya, sin revelar qué está haciendo el Ejecutivo para recuperar la confianza de Marruecos.

En este sentido, los populares le han responsabilizado directamente de haber autorizado la llegada a España del líder del Frento Polisario, Brahim Ghali, por motivos humanitarios y de haber querido “dar carpetazo” al asunto “emulando el éxito de la ‘operación Delcy’, una chapuza propia de amateurs y no de una ministra de Exteriores”.

“Ha dilapidado nuestra credibilidad y lo ha convertido en debilidad”, ha lamentado Martínez Ferro, denunciando que por ello no se ha conseguido el apoyo del Consejo Europeo en la crisis con Marruecos, y el presidente estadounidense, Joe Biden, sigue sin llamar a Pedro Sánchez.

Cooperación con Marruecos

Sobre la relación con Marruecos, la ministra ha puesto en valor la “cooperación modélica” que han llevado a cabo en los últimos años los dos países “en muchos ámbitos” y su “interdependencia”, mostrándose convencida de que seguirá dando “frutos” en el futuro. “Confiamos en seguir desarrollando nuestra cooperación que ha sido tan beneficiosa para ambos países”, ha agregado.

Además, ha afeado a los populares que han tardado tres meses “en hacer estallar esta política de Estado. “Menos ocurrencias y más trabajar por el bien el común”, les ha conminado, instándoles a una “vuelta a una política de Estado” si es que quieren ayudar.

Sobre el Sáhara

En el turno para el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, le ha preguntado a la titular de Exteriores si ¿se reafirma el Gobierno en su apoyo a la resolución de la ONU que aboga por la libre determinación del Sahara Occidental?”. A lo que la ministra ha contestado que “la posición de España con respecto al Sáhara es una política de Estado, por eso es constante, no la ha cambiado este Gobierno y francamente no la va a cambiar porque está anclada en principios irrenunciables como son la defensa del multilateralismo y el respeto de la legalidad internacional, ambos pilares de la acción exterior”.

“Esta es la posición que apoya España, esta es la que ha sido y esta es la que va a ser”, ha zanjado la ministra, después de que Iñarritu haya pedido al Gobierno expresamente que “se implique activamente” no solo para que se reconozca el derecho de autodeterminación de los saharauis sino para que puedan ejercerlo y le haya animado a reconocer a la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).