La Guardia Civil intervino a ERC “la nueva hoja de ruta” para debilitar al Estado y reactivar la vía unilateral

El magistrado Joaquín Aguirre dicta una resolución en la que da cuenta de un informe elaborado por los agentes que investigan el ‘caso Voloh’

El magistrado Joaquín Aguirre dicta una resolución en la que da cuenta de un informe elaborado por los agentes que investigan el ‘caso Voloh’.
El magistrado Joaquín Aguirre dicta una resolución en la que da cuenta de un informe elaborado por los agentes que investigan el ‘caso Voloh’.Alejandro GarcíaEFE

La Guardia Civil descubrió en el teléfono del exconseller de ERC Xavier Vendrell, que fue detenido en octubre pasado, “la nueva hoja de ruta” del ‘procés’, según explican fuentes jurídicas a LA RAZÓN. También apuntan que la formación republicana habría trazado un plan “complejo y detallado” para reactivar la vía unilateral a la independencia de Cataluña y aprovechar la mesa de diálogo para “debilitar” al Gobierno, al que pretenden enfrentar con el Estado, según se desprende de un informe de la Policía Judicial del “caso Voloh”, incorporado al sumario por el juez que instruye la causa, Joaquín Aguirre.

En el documento, al que ha tenido acceso la Agencia Efe, se identifican tres etapas para logar la independencia denominadas “Prepararnos”, “Votar” y “Culminar”. Es precisamente en esta última en la que se prevé convocar un referéndum unilateral y proclamar la república si no es posible una votación pactada ni la comunidad internacional interviene para “imponerlo”.

En la primera etapa, la hoja de ruta apuesta por “acumular fuerzas” ampliando la base social de ERC y JxCat, utilizando la mesa de diálogo con el Gobierno para “abrir los ojos de más catalanes”, aprovechar la situación económica para “convencer a más catalanes de los beneficios de la República” y “confrontar al Estado en la calle defendiendo el Parlament y las instituciones”.

“Debilitar al Estado”

Sin embargo, la parte del plan soberanista con más paralelismos con la situación actual es su voluntad de “debilitar al Estado” aprovechando la “mesa de negociación para enfrentar al Gobierno y al Estado”.

En la segunda de las etapas, bajo el epígrafe de “Votar”, el escrito intervenido llama a “superar el 50% de los votos de forma estructural, en un ciclo electoral”, convocar elecciones en Cataluña “con carácter plebiscitario” y, si el independentismo es mayoría, “presentar ultimátum al Estado y a la comunidad internacional para negociar una solución política definitiva al conflicto”.

En la tercera fase, el documento plantea dos escenarios que desembocarían por igual en la proclamación de la República: el primero, negociar un referéndum pactado y con la intervención de la comunidad internacional. El “escenario dos” previsto en el supuesto de que “la comunidad internacional no interviene”, incluye la convocatoria de un referéndum unilateral y “no descartar en ningún momento la DUI si las condiciones lo permiten”.

Registros en octubre

La Guardia Civil intervino esta “hoja de ruta” durante los registros ordenados el pasado 28 de octubre por el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, que practicó 31 entradas y registros, repartidos en 8 partidos judiciales de Cataluña. En el centro de la investigación se halla la financiación del “procés” y la investigación de la estructura montada por Carles Puigdemont en Bélgica y Tsunami Democràtic -entidad que instigó las protestas contra la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas.

Hubo un total de 21 detenidos, entre los cuales destacan las figuras de David Madí, Xavier Vendrell, Josep Lluís Alay, Xavier Vinyals y Oriol Soler. Sin estar en primera línea de la actividad política, ejercían en la sombra una importante influencia sobre los primeros espadas del “procés” y eran considerados miembros del “estado mayor” que organizó el 1-O.

Delito urbanístico

Vendrell también está siendo investigado en relación a un presunto delito urbanístico, ya que el juez considera que como presidente de la Fundación El Brot y promotor de la recalificación influyó “en ciertos funcionarios públicos del Ayuntamiento de Cabrera de Mar y de la Generalitat para que se tramitase una modificación puntual” urbanística que no se ajustaba a la normativa vigente.

La Guardia Civil ya descubrió una primera “hoja de ruta” en el domicilio del ex número dos de la Conselleria de Economía Josep Maria Jové Lladó. Se trataba del documento denominado “EnfoCATs Reenfocant el procés d’independència per un resultat exitós”, que mostraba cómo Junts pel Sí, formado por ERC y el PDeCat, establecía un orden cronológico, cuyo final era la “independencia” que llegaría en última instancia tras “un conflicto democrático de amplio apoyo ciudadano, orientado a generar inestabilidad política y económica que fuerce al Estado a aceptar la negociación de la separación o un referéndum forzado”.

Avalada la instrucción de Aguirre

Precisamente, la Audiencia Provincial de Barcelona ha avalado ya en seis ocasiones las decisiones adoptadas por este magistrado según se desprende de las resoluciones judiciales a las que ha tenido acceso esta redacción. En este procedimiento el magistrado investiga un supuesto desvío de fondos para promover la independencia de Cataluña y la posible intervención del Gobierno ruso en el ‘procés’.

Para tratar de obtener más evidencias de estos hechos presuntamente delictivos, el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona ordenó intervenciones telefónicas, la instalación de dispositivos de localización en vehículos y el registro de viviendas. Todas estas diligencias han sido confirmadas por la Audiencia Provincial de Barcelona.

Los magistrados de la Sección 21 de la Audiencia barcelonesa han dictado sucesivos autos en los que han avalado la decisión de Aguirre de intervenir los teléfonos móviles de los investigados David Madí, Xavier Vendrell y Xavier Vinyals. Lo decidió tras analizar los archivos de audio grabados por Víctor Terradellas, “investigado en la pieza principal [del caso Voloh], que se sigue por presuntas subvenciones ilícitas de la Diputación de Barcelona a determinadas fundaciones y asociaciones independentistas, respecto de sendas conversaciones mantenidas con David Madí y con Xavier Vendrell”.