Belarra recrudecerá su ofensiva contra el Rey

Pide elegir al Jefe del Estado «periódicamente», pero sabe que «no existen mayorías» para ello

El Rey Felipe VI preside la jura o promesa de la ministra de Asuntos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en el Palacio de la Zarzuela, Madrid, (España), a 31 de marzo de 2021
El Rey Felipe VI preside la jura o promesa de la ministra de Asuntos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en el Palacio de la Zarzuela, Madrid, (España), a 31 de marzo de 2021Pool

No habrá impasse, ni punto muerto. Una de las apuestas del partido morado será la de seguir abonando su ofensiva frontal contra la Monarquía y enarbolar su bandera republicana tanto en el corto como en el medio plazo. Seguirá la nueva dirección del partido, encabezada por la nueva secretaria general Ione Belarra, la estela del también ex vicepresidente segundo Pablo Iglesias. El partido siempre ha defendido el nacimiento de una república plurinacional, solidaria y feminista como modo de representación del Estado, pero incluyendo en su estrategia a medio plazo la necesidad de que este deseo afecte de lleno a la Jefatura del Estado. Una apuesta que hasta ahora no se incluía entre las principales líneas generales de actuación del anterior líder morado en sus documentos políticos, y que la nueva dirección sí

Podemos trabajará por un proyecto «de futuro claro y tangible para una nueva República española». Creen que el movimiento republicano en España «no puede limitarse a seguir siendo un movimiento esencialmente memorialista». Piden que la República «alcance a la Jefatura del Estado». Apuestan por elegir periódicamente al Rey y que «si este resulta ser un corrupto», sea «removido de su cargo» y rinda cuentas ante la Justicia «con responsabilidad sobre sus actos, como cualquier ciudadano».

A pesar de este horizonte, son conscientes de que solos no pueden y que esa concepción de la nueva República debe «apelar a sectores ideológicamente amplios». A parte de tratar de agitar a la sociedad con movimientos o organizaciones en la calle –como ya hace el grupo juvenil Rebeldía afín a Podemos– apuestan por contar con el concurso del bloque de derecha republicano, que según ellos entienden «que la monarquía no tiene futuro». Pero es, al fin y al cabo, un proceso que ven inviable de conseguir, al no recabar los consensos parlamentarios suficientes. «Hoy no existe una mayoría parlamentaria proclive a un cambio constitucional en clave republicana», se lamentan. Es por ello que apelan al impulso de la sociedad para alcanzar su sueño. «Somos conscientes de que será la sociedad española la que, aspirando a alcanzar el objetivo de la República, dará lugar a una mayoría parlamentaria que pueda transformar nuestro modelo de Estado».

Ejemplo de la estrategia es , a nivel parlamentario, la labor en la ley de la corona en la que trabajan para regular el «rol» del Rey, pero mientras que la iniciativa se concreta, los morados calientan a sus bases, conocedores de que su ofensiva, no es viable en el Congreso, pues ni siquiera su socio en el Gobierno, el PSOE, está dispuesto a legislar sobre la Corona, como ya adelantó este diario esta semana. Es por ello que siguen reforzando, a nivel orgánico su partido para este fin. Precisamente, renovaron ayer su Ejecutiva, la cual contará con valedores máximos de su discurso antimonárquico. Como número tres se sitúa Lilith Vestrynge como secretaria de Organización, Además, en su Ejecutiva se sentará de nuevo el presidente del grupo parlamentario Jaume Asens, quien pilota en el Congreso la ley de la Corona en ciernes y quien arenga en el discurso parlamentario contra la Monarquía. Buena parte de esta estrategia también la pilotará el diputado nacional Rafa Mayoral que será el encargado de la Secretaría de Horizonte Republicano. A finales del año pasado fue uno de los máximos valedores de esta ofensiva, pidiendo un referéndum entre Monarquía y República.