El Tribunal Supremo ordena la “inmediata libertad” de los indultados

El presidente de la Sala Penal comunica a los directores de los centros penitenciarios donde cumplían condena que ejecuten la medida de gracia acordada por el Gobierno

Jordi Cuixart regresa este miércoles al Centro Penitenciario de Lledoners tras disfrutar de un permiso, horas antes de salir de la cárcel tras la concesión de los indultos
Jordi Cuixart regresa este miércoles al Centro Penitenciario de Lledoners tras disfrutar de un permiso, horas antes de salir de la cárcel tras la concesión de los indultosQuique GarcíaEFE

El Tribunal Supremo acaba de remitir a las prisiones donde cumplen condena los nueve indultados en la causa del “procés” un mandamiento en el que ordena su “inmediata libertad” tras la publicación esta misma mañana en el BOE de los reales decretos de indulto acordados por el Gobierno sobre la pena de prisión que les queda por cumplir.

En esa resolución, el presidente de la Sala Segunda del Alto Tribunal, el magistrado Manuel Marchena, insta a los responsables de los centros penitenciarios a poner en libertad a Oriol Junqueras y a los otros ocho condenados siempre y cuando, como sucede en este caso, no recaiga sobre ellos una orden de prisión por otra causa.

En los expedientes en los que acuerda indultar a los nueve condenados a penas de prisión por su papel en el proceso soberanista en Cataluña, el Gobierno pondera sobre todo “las razones de utilidad pública vinculadas a la excepcional situación de Cataluña y la acuciante necesidad de responder, cuanto antes, a la profunda crisis social y política que, desde hace demasiado tiempo, viene condicionando y erosionando la paz social y la garantía de la convivencia democrática” en la comunidad autónoma y, por extensión, en toda España. El Ejecutivo sostiene que esta medida es “un paso decisivo” en su propósito de “normalizar la política en Cataluña”.

Las razones del Gobierno

El Ejecutivo asegura ser “muy consciente de la gravedad de lo ocurrido en Cataluña en el otoño de 2017″., pero recuerda que “la democracia española dio una respuesta dentro de la ley a quienes se situaron fuera de la ley”. “Quienes actuaron en contra de la Constitución tuvieron que asumir sus responsabilidades de acuerdo con lo que determina la ley. No solo no consiguieron su propósito, sino que han debido pagar un alto precio penal”, añade.

Porque los indultados, subraya el Gobierno en sus expedientes, “no solo actuaron ignorando la Constitución, sino que también ignoraron a quienes no piensan como ellos”, al menos a la mitad de la sociedad catalana y, también, “al resto de la sociedad española”. “Cegados por sus objetivos políticos, olvidaron las leyes que nos les gustaban y a las personas que no les apoyaban”, recalca.

“La democracia y el Estado de derecho -esgrime el Ejecutivo- les han recordado que esas personas a las que invisibilizaron existen y que no pueden obviarlas, que han de tenerlas en cuenta en sus propósitos. Pero, ahora, ya en la cárcel, la democracia española no los puede olvidar a ellos, entre otras razones, porque tampoco los han olvidado varios cientos de miles de catalanes que, de manera constante, votan a opciones políticas que protagonizaron y defienden aquellos hechos de septiembre y octubre de 2017″.

Con esta medida, añade, esos ciudadanos “podrán ver en libertad a sus líderes y comprenderán que la democracia española les da cauce para expresar sus opiniones en libertad y para defender sus ideas con normalidad”.