Marlaska: “Nosotros no damos instrucciones ilegales a la Policía, a diferencia del PP”

Sobre la polémica suscitada por la denominada “patada en la puerta”, el ministro del Interior se ha limitado a recordar que el asunto “está judicializado”

Thumbnail

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha insistido este viernes en que su departamento, “a diferencia del gobierno anterior”, no da instrucción alguna a las fuerzas de seguridad del Estado para que actúen fuera de la legalidad.

Así lo ha manifestado en la Comisión de Interior del Congreso, donde comparece a petición propia y de varios grupos para explicar, entre otras cosas, las actuaciones de su Ministerio durante el estado de alarma, como en las fiestas ilegales.

Ha aludido así a la polémica por la llamada “patada en la puerta” de los agentes para frenar una fiesta irregular en Madrid y que la Audiencia Provincial consideró que vulneraba la inviolabilidad del domicilio.

“Quiero dejarlo muy claro: no existe instrucción ni recomendación de ningún tipo para que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado actúen fuera de la legalidad. Nosotros, a diferencia del gobierno anterior, no damos instrucciones ilegales a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado”, ha reiterado.

Como algún grupo pidió su comparecencia pro ese asunto, Marlaska se ha referido a ello en su primera intervención y ha recordado que “el asunto está judicializado” y, “por respeto a la separación de poderes”, no ha querido hacer ninguna valoración en sede parlamentaria.

También a preguntas de los grupos sobre los disturbios en algunas ciudades durante el estado de alarma y a las críticas que ha recibido por su “silencio personal” y “falta de explicaciones”, Marlaska se ha remitido a las respuestas que ya ha dado en las cámaras al respeto y se ha limitado a resaltar que las fuerzas de seguridad prestan servicio a la ciudadanía para proteger sus derechos y libertades.

Los agentes, ha continuado, “prestan servicio especialmente a los colectivos más vulnerables y actúan frente a quienes, con un concepto equivocado de los derechos, hacen uso de la violencia porque son actitudes injustificables en una sociedad democrática”.

Informaciones falsas

El titular del Interior también ha defendido otras políticas durante el estado de alarma como el rastreo de redes sociales para detectar bulos relacionados con “informaciones falsas sobre la enfermedad o los intentos de estafas a colectivos vulnerables”.

Tras las polémicas declaraciones de un mando de la Guardia Civil en una rueda de prensa en Moncloa, Grande-Marlaska ha reiterado que la “vigilancia digital es una labor imprescindible que no busca limitar la libertad de expresión de nadie”.

En este sentido, ha dicho que entre octubre de 2020 y mayo de 2021 se han detectado unos 264 eventos de desinformación que han dado lugar a 209 notas informativas, 1194 comunicaciones y 537 informes durante la pandemia. También ha citado el incremento de las estafas en un 29,4%, los delitos contra la libertad un 36,6% y las agresiones sexuales en un 20,6%.

Grande-Marlaska ha destacado el “descenso notable” de más de un 70% en el número de identificaciones si se compara el segundo estado de alarma y el primero, aunque sin entrar a valorar en detalle el procedimiento de sanciones por el que se impusieron más de un millón de multas por infringir las restricciones de movilidad del estado de alarma, aspecto sobre el que dirime el Tribunal Constitucional.

Polémica vacunación de policías en Cataluña

En un intervención, el titular del Interior ha negado que vaya “arrastrado” al Congreso, acusando a los principales grupos de la oposición de “ignorancia” y de “hacer política con la salud”, en concreto por criticar el retraso de la administración de vacunas entre policías y guardias civiles en Cataluña en un momento en el que ya estaba en vías de solución.

“Si bien un auto -el del TSJ de Cataluña- obligó al Gobierno de la Generalitat a iniciar la vacunación de los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con carácter previo, desde los ministerios del Interior, Sanidad, Política Territorial y Función Pública, así como de la Delegación del Gobierno en Cataluña, se estuvo trabajando durante semanas para velar por la salud de los agentes de Policía Nacional y de Guardia Civil y proceder a su vacunación de forma directa”, ha comentado.

Grande-Marlaska ha defendido las actuaciones policiales durante la pandemia con una especial mención a los agentes fallecidos por la Covid-19: 18 de Policía Nacional, 18 de la Guardia Civil, un mosso d’Esquadra y tres policías locales.

Llegada de inmigrantes a Canarias

También ha destacado la respuesta “rápida, coordinada y eficaz” por la entrada irregular de más de 8.000 personas en Ceuta el pasado mes de mayo, que no fue “una crisis migratoria, sino fronteriza”.

“España es un país que comparte frontera con Marruecos, nuestro país acaba donde acaban Ceuta y Melilla. Tenemos que entendernos, por nuestro país y por Marruecos, porque somos vecinos” ha señalado antes de subrayar que defenderán la “integridad territorial y sus valores democráticos de manera contundente”.

Entre los datos que ha ofrecido, ha dicho que en Melilla apenas entraron medio centenar de personas, mientras que en Ceuta en menos de 48 horas se realizaron 6.000 devoluciones por los cauces legalmente establecidos.

El ministro del Interior también ha relacionado la pandemia con las dificultades para controlar los flujos migratorios. En Canarias, ha dicho, las llegadas irregulares por vía marítima se han reducido desde 7.143 “en solo un mes y medio”, entre el 15 de noviembre al 31 de diciembre de 2020, hasta las 5.734 en los casi siete meses que llevamos de año.

“En siete meses se llevan menos entradas irregulares, que en las últimas semanas del año pasado”, ha continuado Grande-Marlaska, que ha añadido que está “convencido” de que a medida de que se retome la normalidad en lo relativo a la crisis del coronavirus se volverá a una situación similar a la de 2019, cuando se redujo un 54% las entradas irregulares y se interceptaron más del 40% de las salidas en origen.

Agencias