La UE sancionará a dos europarlamentarios de Podemos por realizar falsos viajes como observadores

Manu Pineda e Idoia Villanueva están en el punto de mira de Bruselas por sus desplazamientos a Venezuela y Ecuador

Eurodiputados podemos
Eurodiputados podemosFotoLa Razón

El Parlamento Europeo (PE) ha incluido en la lista negra a ocho eurodiputados y ha reprendido a otros tres por realizar viajes falsos como observadores electorales en nombre de la Unión Europea. Entre los ocho incluidos se encuentra el eurodiputado de Izquierda Unida – Unidas Podemos, Manu Pineda. Además, a la también eurodiputada de la formación morada por Navarra, Idoia Villanueva, le han amonestado y podría ser incluida en la lista en las próximas semanas.

Según publica en exclusiva el medio especializado EuObserver, los dos eurodiputados españoles han sido censurados por haber viajado a Latinoamérica. En concreto, a Manu Pineda se le llama la atención por viajar a Ecuador y Venezuela como observador junto con otros dos políticos irlandeses, Clare Daly y Mick Wallace. En el caso Idoia Villanueva Ruiz, que ha recibido una advertencia oficial, se trata de otro viaje a Ecuador con la francesa Leïla Chaibi.

Quien ha impuesto esta sanción es el Grupo de Coordinación Electoral y Apoyo de la Democracia que recordó a los eurodiputados que sólo aquellos designados por el Parlamento Europeo tienen derecho a representar a la Cámara en las observaciones electorales en el extranjero, de acuerdo con las normas vigentes. Y, además acordó que los que no hayan cumplido con los criterios establecidos no participarán en ninguna misión de observación electoral en 2021. Es decir, ni Pineda ni Villanueva podrán participar en misiones de observación electoral en los próximos seis meses.

Además de los dos españoles, figuran en la lista negra cinco eurodiputados franceses del grupo de extrema derecha Identidad y Democracia que han sido sancionados por viajar a Crimea y Kazajistán como observadores. Y los otros tres, donde se encuentra Pineda, pertenecen a el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica donde se ubican el partido irlandés Sin Feinn y los partidos españoles Podemos y Bildu.

Por su parte, desde Izquierda Unida aseguran a LA RAZÓN que «las misiones en las que ha estado Manu son de acompañamiento internacional, no de observación» y subrayan que en relaciones internacionales «marcan una diferencia clara entre ambos conceptos». Además, insisten en que «en cualquier caso, en las dos misiones de acompañamiento en las que ha participado, Manu nunca ha hablado en nombre del Parlamento, ni ha dicho que fuera en misión oficial».

El eurodiputado Manu Pineda se encuentra en estos momentos en Venezuela donde se ha reunido con el presidente, Nicolás Maduro, según las fotografías que ha publicado en su cuenta de Twitter. Por su parte, Idoia Villanueva es la número cinco de la formación morada tras la celebración de IV Asamblea Ciudadana de Podemos en la que fue designada Ione Belarra como secretaria general tras la salida de Pablo Iglesias el pasado mes de mayo tras el 4-M.

Mientras, desde Podemos precisan a este diario que la “UE no ha sancionado a Idoia Villanueva” respecto a su visita a Ecuador, sino que ha recibido una carta “del Grupo de Apoyo a la Democracia y Coordinación Electoral del Parlamento Europeo. También aseguran que es “falso” que la eurodiputada de Unidas Podemos no pueda participar en misiones de observación electoral en los próximos seis meses. En cuanto a la citada visita a Ecuador, estas fuentes explican que Villanueva viajó en “calidad de secretaria de Internacional de Podemos y en ningún momento se identificó o se pronunció en nombre del Parlamento Europeo”. Según su versión, solicitó la eurodiputada “como miembro de Podemos ser observadora al Consejo Nacional Electoral de Ecuador y la acreditación se le concedió en tiempo y forma”. Unos viajes que forman parte de su función como secretaria de Internacional del partido y de su labor política.

Desde el partido consideran que la filtración de la carta “corresponde a intereses políticos” y genera “una confusión deliberada”.