Las mujeres tienen que ser mál altas si quieren ser policías que en la Guardia Civil

Denuncian esta discriminación que va en contra de ls resoluciones de Tribunales europeos

Una agente femenina de la Policía Nacional
Una agente femenina de la Policía NacionalPOLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

Las mujeres que aspiran a ser policías nacionales deben medir como mínimo 1,60, frete a lo que se exige en la Guardia Civil y las Fuerzas Armadas, que es de 1,55. “Denunciamos la discriminación que sufren las mujeres en la estatura mínima exigida para el acceso a la Policía Nacional frente a otros cuerpos de seguridad”, según el Sindicato Unificado de Policía (SUP).

“Alzamos la voz por todos los policías que forman parte del cuerpo, pero también por los que van a serlo, por eso exigimos que se rebaje la barrera de 160 cm de altura para las aspirantes a policía que las sitúa en inferioridad de condiciones respecto a sus iguales de otros cuerpos de seguridad autonómicos y estatales”, agrega..

El Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea ya se pronunció en una sentencia de 2017 que afirmaba “aun suponiendo que todas las funciones ejercidas por la policía (…) exigieran una aptitud física particular, no parece que dicha aptitud esté necesariamente relacionada con la posesión de una estatura física mínima y que las personas de una estatura inferior carezcan naturalmente de dicha aptitud”, recuerda.

En otras palabras, la estatura no condiciona que un hombre o una mujer realicen con éxito su trabajo policial. Aludiendo expresamente a esa sentencia, tanto Guardia Civil como las Fuerzas Armadas fijaron en 2019 la estatura mínima para las aspirantes en 155 centímetros. Policía Nacional, sin embargo, mantiene esa barrera que discrimina y perjudica a las opositoras, en un cuerpo presenta el mayor porcentaje de mujeres con un 15,56% del total de efectivos. Los 160cm que continúa exigiendo la Policía Nacional a sus opositoras también suponen una discriminación grave respecto a sus compañeros de sexo masculino, ya que los 160 cm dejan fuera al 50% de las aspirantes mientras que la barrera de 165 cm para los hombres solo afecta al 20% de los aspirantes, subraya el SUP.