Detenido en Toledo un “lobo solitario” que planeaba atentados en Madrid con armas, explosivos y venenos

Tenía contactos en Siria e Irak y disponía de más de 60 manuales que consultaba para fabricar artefactos y sustancias letales

Thumbnail

Agentes de la Policía Nacional han detenido, en la localidad de Santa Olalla (Toledo), a un presunto miembro del Estado Islámico (Daesh, Isis), marroquí de 49 años, que trabajaba en la construcción en Madrid y que disponía de manuales para fabricar venenos y bombas; y trataba de comprar armas de fuego. Se trata, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas, de “un lobo solitario”, que en cualquier momento podía pasar a la acción, circunstancia por la que se ha procedido a su arresto. Mantenía unas estrictas medidas de seguridad. Se encontraba en nuestro país en situación legal y había iniciado los trámites para renovar su permiso de residencia, que caducaba en septiembre.

El arrestado se había constituido en un auténtico peligro para los ciudadanos y, dado su conocimiento de la capital de España, a la que se trasladaba desde Toledo, no se puede descartar ninguna hipótesis. Nadie que no pretenda hacer el mal se dedica a consultar y archivar cuidadosamente los referidos manuales y a intentar la adquisición de armas de fuego.

De momento (ha ingresado en prisión) se le ha acusado de autoadoctrinamiento, autocapacitación y enaltecimiento terrorista. La operación se ha desarrollado de forma conjunta entre la Comisaría General de Información (CGI) y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), con la colaboración de la Brigada Provincial de Información de Toledo. Ha sido coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número Cinco.

La investigación comenzó el pasado mes de noviembre cuando los expertos en la lucha contra el terrorismo detectaron a un individuo alineado con los postulados de Daesh que difundía, a través de sus redes sociales, material radical y violento de corte yihadista. En ellos, se alentaba a cometer atentados terroristas. Su presencia en Madrid es considerada, por las fuentes consultadas, como un factor a tener en cuenta. Los actores, “lobos”, solitarios pueden pasar a la acción en cualquier momemento, bien por iniciativa propia o por indicación de sus contactos en el exterior. El uso de venenos de forma masiva contra la población es propiciado por los cabecillas del Estado Islámico.

Los agentes comprobaron que entre los contactos de sus redes sociales se encontraban varios perfiles yihadistas situados en zona de conflicto (Irak, Siria, Yemen, además de Turquía). Además, quedó acreditado el avanzado estado de radicalización del detenido, que visualizaba de forma masiva gran cantidad de material violento y de enaltecimiento terrorista, el cual recopilaba –directamente- de redes oficiales de Daesh.

Consciente de su actividad terrorista, tomaba estrictas medidas de seguridad para evitar que los servicios policiales lo detectasen. Utilizaba aplicaciones antiespía con el fin de encriptar sus conversaciones y anonimizar su identidad.

Durante el registro de su domicilio se han localizado más de 60 manuales para la autocapacitación terroristae fabricación de explosivos, elaboración de venenos, “tácticas de combate nocturnas” y “del francotirador”, entre otros. Además, disponía de cientos de vídeos de contenido violento y radical, entre los que se encontraban numerosos discursos salafistas de alabanza a los mártires de la yihad.