Registran hasta 64 actos de apoyo a ETA en los seis primeros meses de 2021

Covite destaca que han disminuido en un 51% los homenajes con respecto al mismo periodo de 2020 y subraya la importancia de estar ganando esa “batalla social”

Covite denuncia el recibimiento al expreso de ETA Ibon Goieaskoetxea al salir de prisión en Francia.
COVITE
17/09/2020
Covite denuncia el recibimiento al expreso de ETA Ibon Goieaskoetxea al salir de prisión en Francia. COVITE 17/09/2020 COVITE

En los primeros seis meses de lo que va de año se han registrado un total de 64 actos de apoyo a ETA, lo que supone una disminución de hasta un 51% con respecto al 2020, año en el que se celebraron un total de 124, según los datos que maneja el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE).

Estas acciones han sido registradas en el Observatorio de radicalización, un espacio en la web del Colectivo en el que, desde 2016, se documentan todos los actos relacionados con la radicalización violenta en el ámbito del terrorismo de ETA. Covite considera “positivo” el dato de homenajes a miembros de ETA en lo que va de 2021, ya que es el más bajo desde que creó el Observatorio de radicalización: “el Colectivo solo ha tenido conocimiento de la realización de nueve homenajes, siete de ellos a etarras fallecidos, lo cual indica que el número de “ongi etorris” a etarras a su salida de prisión ha disminuido notablemente”.

Del total de los actos de apoyo a ETA documentados, 36 han tenido lugar en Guipúzcoa, 11 en Vizcaya, 10 en Navarra, 5 en Álava y 2 en el País Vasco Francés. En cuanto a la tipología de los actos, los datos de Covite revelan que 40 han sido pintadas y pancartas de ensalzamiento a ETA; 9 homenajes a miembros de ETA; 5 manifestaciones a favor de la amnistía para los presos de ETA; y 10 acciones clasificadas como “otros actos”, como episodios de acoso e intimidación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o la agresión al exconcejal del PP en Vitoria Iñaki García Calvo.

“Batalla social”

Covite denuncia continuamente y de manera pública este tipo de “actos humillantes e indignos», que, destacan, ha dado como resultado «el rechazo de la mayoría de la sociedad vasca y española a los “ongi etorris”, así como la condena de la mayoría de las instituciones y fuerzas políticas a los mismos, exceptuando a EH Bildu». La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, indica que, «aunque no hayamos conseguido ganar la batalla judicial, hemos ganado la batalla social, que es incluso más importante. Hemos logrado que la izquierda abertzale esté totalmente sola en la defensa de los ongi etorris, sin la comprensión ni la defensa de ningún otro sector social y político. Han recibido tanta presión para dejar de realizar este tipo de actos que han pasado a hacerlos en la clandestinidad».