El “doble” sueldo de Tezanos: Vuelve a recibir subvenciones para su revista tras la llegada de Sánchez a Moncloa, aparte de su sueldo del CIS

Sánchez decidió retomar en 2019 las subvenciones a la revista Temas que dirige el presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas, José Félix Tezanos, comparece en una Comisión Constitucional en el Congreso de los Diputados, a 16 de junio de 2021, en Madrid (España)
El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas, José Félix Tezanos, comparece en una Comisión Constitucional en el Congreso de los Diputados, a 16 de junio de 2021, en Madrid (España)EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL Europa Press

Impulso económico y de visibilidad a la hoy, polémica, revista “Temas para el debate” que dirige el presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS, José Félix Tezanos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras su llegada a Moncloa en 2018 , a consecuencia de la moción de censura a Mariano Rajoy, decidió retomar las subvenciones públicas a la citada revista.

Una publicación que no recibía ayudas desde el año 2012 y que Sánchez decidió reactivar en 2019. Así lo detalló el Ejecutivo esta semana en una respuesta al grupo parlamentario del PP que preguntaron sobre el total de ayudas púbicas concedidas a esta publicación entre los años 2019 y 2020. Según explica el Gobierno la revista recibió ayudas de manera ininterrumpida entre 2000 y 2012. Después se produjo un parón entre los años 2013 y 2018 y se volvieron a impulsar durante los años 2019 y 2020. En 2019 su revista recibió 8.659,95 euros, una cuantía que en 2020 subiría a 8.884,92 euros y que dependen del ministerio de Cultura y Deporte, a través de la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura, que convoca “en régimen de concurrencia competitiva”, para el fomento de la edición de aquellas revistas del sector cultural que “contribuyan al enriquecimiento del patrimonio bibliográfico español, escritas en castellano o en alguna de las lenguas oficiales del Estado”.

Según explica el Gobierno en su respuesta parlamentaria, esta subvenciones son las únicas que percibe la revista Temas y se utilizan para “los gastos de edición y distribución” de esta. Unas subvenciones, eso sí, que han sido rebajadas durante el tiempo. En el año 2000, por ejemplo, la revista recibió 23. 439,47 euros. En 2006 llegó a percibir 34.000 y en 2012, último año antes del parón, 12. 81,41 euros.

En total, en ambos ejercicios Tezanos ha dispuesto para su revista de un total de 17.544,87 euros. Por otro lado, el presidente del CIS recibe un sueldo anual más elevado, incluso, que el del propio presidente del Gobierno o que el de la vicepresidenta primera Carmen Calvo. Según el portal de Transparencia del Gobierno, el sueldo del presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas es de 98.653,14 euros brutos al año, es decir, 7.046,65 euros brutos en 14 pagas mensuales. Mientras el presidente del Gobierno percibe 97.940,34 euros al año y la vicepresidenta primera 92.841,42 euros anuales.

Los artículos polémicos de Tezanos

La revista Tezanos ha publicado en los últimos meses varios artículos de opinión firmados por el propio José Félix Tezanos. El último de ellos se produjo a escasos días de que se celebraran las elecciones en la Comunidad de Madrid del pasado 4-M. En su crónica arremetió contra la candidata del PP y hoy presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso. Tezanos insultó a Ayuso y llamó “tabernarios” a sus votantes. En su artículo titulado “Globos políticos y escenarios singulares” se refirió a las singularidades de los comicios del 4-M y citó la “escasa entidad intelectual y política de la candidata” popular. Tezanos sostuvo que el PP había recurrido a movilizar electoralmente “a un amplio sector que se nuclea en torno al mundo de las tabernas, los bares, los restaurantes y otros establecimientos similares”. Días después en una comparecencia en el Congreso, Tezanos se quejó de los descalificativos que decía recibir por la oposición y aseguró que no había insultado a Ayuso, ni a sus votantes.

Un año antes, días antes de la celebración de las elecciones generales del 10-N, fue acusado de su falta de neutralidad tras pedir concentrar el voto “en aquellos partidos que hoy por hoy pueden gobernar”, una referencia clara hacia el PSOE y el PP. Se defendió entonces asegurando que su declaración, “no iba dirigida a ningún partido concreto y que estaba en su derecho de pedir el voto útil, ya que, cuando sale del CIS “es un ciudadano como todos los demás, amparado por el derecho de la Constitución de opinar”.