Villarejo asegura que se reunió con Cospedal en el Ministerio de Defensa “poco antes” de ser detenido

El comisario ha reiterado que informaba al expresidente Mariano Rajoy del espionaje a Luis Bárcenas

El comisario jubilado José Manuel Villarejo ha asegurado este viernes que la última reunión que mantuvo con María Dolores de Cospedal se llevó a cabo en el Ministerio de Defensa, “poco antes” de su detención, que tuvo lugar en noviembre de 2017. Así lo ha asegurado tras declarar durante cuatro horas ante el juez que investiga en la Audiencia Nacional el espionaje y el robo de documentación al extesorero del PP Luis Bárcenas.

El comisario ha dado al instructor esta explicación después de que el que fuera jefe de Gabinete de María Dolores de Cospedal en el Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Ortiz, contradijera a la ex secretaria general del PP y declarara que mantuvo “ocho o diez” encuentros con el policía. La ex secretaria general del PP cifró el número de reuniones en “tres o cuatro”, todas ellas en la sede del PP, y solo una en una cafetería del centro de Madrid.

En cuanto a las reuniones que mantuvieron en la sede del PP, el presunto cabecilla del clan policial ha justificado que el chófer de Cospedal le recogiera en la Plaza de Colón, situada a pocos metros, para después entrar por el aparcamiento en el edificio de la Calle de Génova 13, es decir, sin que tuviera que identificarse, porque actuaba como “agente de inteligencia”, por lo que debía hacerlo “de una manera discreta, lo mismo que cuando contactaba con el Daesh en el desierto”, ha resaltado.

Sin embargo, Villarejo ha rechazado dar el número concreto de entrevistas que mantuvo con Cospedal, pero sí dijo que se reunieron en “muchas ocasiones”, además de en la sede del PP y en el Ministerio en diferentes “cafeterías y en Estepona y Marbella”. En el mismo sentido ha defendido esos encuentros con la exministra de Defensa porque ella era actuaba como representante del Gobierno.

El foco en Rajoy

Por su parte, el polémico ex mando policial ha vuelto a poner el foco en el expresidente Mariano Rajoy y ha ratificado la declaración que hizo en el Congreso en la que aseguró que intercambiaba mensajes con él con un número de teléfono, que solo utilizaba para esas labores: “Tenía un interés personal en este tema”, explicó el comisario, que no ha aportado ninguna prueba al respecto.

Villarejo le ha contado al juez que la impresión que tenía es que el entonces presidente del Gobierno hablaba con él porque no acababa de fiarse de la información que le daba el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y quería otra vía para obtener los datos, según ha adelantado LaSexta.

Además, señala que él informaba a la entonces ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y que en la operación también participaban miembros del CNI, que dependía de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.