La Policía no baraja, por ahora, que el crimen de Samuel sea homófobo

Está interrogando a 13 personas que participaron en la agresión que acabó con la vida del joven coruñés. Sus amigos dicen que le pegaron al grito de ¡maricón!

Samuel Luiz tenía 24 años
Samuel Luiz tenía 24 añosLa RazónTwitter

Todavía hay muchos interrogantes en torno a la muerte de Samuel Luiz Muñiz, el joven de 24 años que perdió la vida el sábado tras la paliza propinada por parte de un grupo de individuos en A Coruña (Galicia). Aunque desde el primer momento comenzó a circular por redes sociales que se trataba de un crimen homófobo y fue condenado como tal de forma unánime incluso por ministras del Gobierno y personalidades famosas (coincidía con la celebración del Día del Orgullo Gay), la Policía alberga, hasta el momento, serias dudas de que la paliza mortal al joven coruñés pueda enmarcarse dentro de un delito de odio. La confusión es evidente y los datos que manejan los investigadores difieren de las declaraciones públicas que están realizando los amigos de la víctima.

► Lea aquí toda la información sobre el crimen de Samuel

Gritos de ¡maricón!

Todo ocurrió la madrugada del viernes al sábado en una zona de garitos de A Coruña. Samuel y una amiga salieron de uno de los bares, al parecer, para fumar un cigarro. Eran sobre las 3:00 horas y la amiga de Samuel, Lina, realizó una videollamada con su novia. Un grupo de jóvenes que se encontraba frente a ella pensó que les grababa y se dirigió en tono agresivo hacia ella gritándole que no les grabara más. Parece que Samuel quiso aclarar el malentendido explicando que su amiga solo hacía una videollamada pero el grupo de jóvenes, que desde el principio habría mostrado una actitud muy agresiva, comenzó a pegarle e insultarle. Entonces todo transcurrió muy rápido y la propia Lina, según reconoció esta mañana en “El Programa del Verano”, perdió de vista a su amigo porque empezó a correr ante la marabunta que se había formado.

Samuel ya estaba en el suelo y, según sus amigos, el grupo adversario no dejó de propinarle patadas al grito de “¡maricón!” hasta el momento en el que quedó inconsciente.

Cámaras

Pronto llegaron los servicios de Emergencias, que no pudieron hacer nada por salvar la vida del chico y avisaron a la Policía Nacional, que se ha hecho cargo de la investigación del suceso. Las cámaras de videovigilancia instaladas en la zona ha sido de gran ayuda para la identificación de los agresores y también el hecho de que minutos antes hubieran entrado en una de las discotecas y, debido al protocolo Covid, hubieran tenido que dar sus DNI y nombres en la puerta.

Tras tomar manifestación a la amiga de Samuel y principal testigo, Lina, los agentes comenzaron a investigar. Al parecer, en el atestado policial no se recoge, hasta ahora, ningún motivo de homofobia ya que ninguno de los testigos habría manifestado a la Policía que el detonante de la disputa fuese la orientación sexual de Samuel sino que todo habría comenzado por ese “malentendido” de la grabación con el teléfono cuando la chica realizaba la videollamada.

Los investigadores barajan por el momento que, en el caso de existir esos insultos, sería complicarlo enmarcarlos dentro de un delito de odio ya que será complicado demostrar que los agresores conocían la orientación sexual de la víctima y el detonante de la pelea habría sido otro.

13 identificados: 7 autores

En cualquier caso, en el cuartel de Lonzas de A Coruña se encuentran en estos momentos 13 personas identificadas que estarían prestando declaración ante los agentes. Siete de ellos, al parecer, serían los autores de la muerte de Samuel.

Mientras, ya se han convocado concentraciones de repulsa a este crimen por toda Galicia. A las 12:00 horas por parte del Ayuntamiento de A Coruña y a las 20:00 horas en la plaza de María Pita de la capital coruñesa, en Santiago de Compostela, Vigo, Ferrol, Lugo y A Estrada (Pontevedra).