Así fue la agresión a Samuel: recorrió 150 metros tapándose de los golpes

La autopsia del joven coruñés revela un fuerte traumatismo craneoencefálico como causa de la muerte

Thumbnail

Las imágenes de la agresión a Samuel Luiz, el joven de 24 años que murió en La Coruña la madrugada del sábado tras una brutal paliza, son dramáticas. Las cámaras de videovigilancia de varias discotecas de la zona pudieron captar varios momentos de la pelea que acabó con la vida del coruñés y están siendo de gran ayuda a los investigadores. Según fuentes que han tenido acceso a las mimas, en ellas se aprecia cómo el joven sale de la discoteca con su amiga Lina. Ambos, según ha explicado su amiga a los medios de comunicación, realizaron una videollamada con la novia de ésta, Vanessa, pero un grupo de jóvenes interpreta que les están grabando y se acercan. Es un chico en concreto el que inicia los golpes contra Samuel pero luego se unen más. En las imágenes se ve cómo el joven trata de huir del lugar tapándose como puede de los golpes mientras recorre 150 metros hasta que cae en el número 2 de la avenida de Buenos Aires. Él se tapa pero no logra esquivar los golpes porque, una vez cae al suelo, los agresores continúan golpeándole cuando ya era muy evidente que el chico estaba inconsciente. Fueron 15 minutos de agresión sin piedad que terminaron con el triste resultado ya conocido.

► Lea aquí toda la información sobre el crimen de Samuel

Traumatismo craneoencefálico

Samuel, según el informe preliminar de la autopsia, murió de un traumatismo craneoencefálico severo aunque su cuerpo estaba politraumatizado.

Durante la agresión, según las imágenes, se aprecia cómo intervienen desconocidos para separar a la víctima de sus agresores pero también reciben golpes y se forman unos minutos de caos y bastante confusión. Por el elevado número de personas que hay en torno a Samuel y la distancia a la que están grabadas resulta complicado apreciar en las imágenes quién golpea en cada lugar.

Los agresores son españoles

Con respecto a los autores de agresión, fuentes policiales aseguran que ya hay varios identificados y que a lo largo de esta semana podrían practicarse las primeras detenciones. Se trataría de un grupo de entre cinco y doce de jóvenes de La Coruña, de nacionalidad española y sin relación con el mundo delincuencial, según las mismas fuentes. Los testimonios recibidos y no solo las imágenes, están resultando esenciales para la resolución del caso. Las diferentes implicaciones de cada miembro del grupo estarían acreditadas en este sentido ya que había muchos testigos presenciales.