Respuesta de la agencia oficial de Marruecos: Laya se va por la puerta de atrás

Rabat se pregunta si la crisis diplomática se resolverá sólo con el cese de la ministra

Brahim Ghali, jefe del Frente Polisario (AP Photo/Fateh Guidoum, File)
Brahim Ghali, jefe del Frente Polisario (AP Photo/Fateh Guidoum, File)Fateh GuidoumAP

“Es por la puerta de atrás que la ya ex ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación Española, Arancha González Laya, ha salido del Gobierno de Pedro Sánchez”, señala la agencia ofivial MAP, en un despacho fechado en Rabat.

“La controvertida ex ministra está en el punto de mira desde el pasado mes de abril por su calamitosa gestión de la crisis con Rabat, por haber autorizado la entrada ilegal en España del jefe de los mercenarios del polisario, el llamado Brahim Ghali, bajo una identidad falsa para que escapara de la justicia española. González Laya, desaparecida de la escena política española desde el estallido de este asunto, que ha avergonzado a la diplomacia española y dañado las relaciones estratégicas con un país vecino y amigo, Marruecos, ha provocado, con su actitud irresponsable, una crisis sin precedentes en el seno de un Gobierno ya debilitado” agrega.

Reduciendo al máximo sus salidas mediáticas desde el pasado mes de abril para evitar las preguntas de la prensa y los ataques de los círculos políticos, González Laya también ha sido objeto de críticas por parte de la institución militar española, que ha depurado su responsabilidad en la entrada ilegal del jefe del polisario, subraya MAP.

“Calificada por los partidos de la oposición como la peor jefa de la diplomacia en la historia de España, González Laya ha sido duramente criticada por su gestión de la crisis con Marruecos (...) Algunos analistas políticos españoles sostienen que la gestión de la ex ministra de Exteriores de la crisis con Marruecos precipitó su salida del Ejecutivo de Pedro Sánchez”..

“Al carecer de experiencia en diplomacia, González Laya ha cometido un grave error al ser cómplice de la acogida del llamado Brahim Ghali sin informar a Marruecos, lo que constituye un acto de traición que ha tenido graves consecuencias en las relaciones bilaterales, afirmó en una declaración similar”.

Finalmente, se pregunta: “González Laya, ya forma parte del pasado, pero ¿puede repararse el error estratégico del Gobierno de Sánchez con Marruecos con una simple remodelación ministerial?”.