Arrimadas basa la recuperación de Ciudadanos en los abstencionistas

Ciudadanos busca en la convención las claves para atraer a su electorado, convencido de que «la mayoría que dejaron de hacerlo está ahí”

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas FOTO: Ricardo Rubio Europa Press

La convención que Ciudadanos celebrará este fin de semana determinará el rumbo del partido que lidera Inés Arrimadas y con ello busca movilizar a su electorado, sobre todo, al que se fue a la abstención. «Queremos encontrar las claves que saquen de la abstención a la gente. La mayoría que dejaron de votarnos está ahí», apuntan fuentes de la dirección y organización del partido. Destacan que su talón de Aquiles es la polarización por lo que apuestan por saber transmitir qué harán en determinados temas que repercuten en la ciudadanía.

En el ámbito estratégico apuestan porque se hable más de sus propuestas que de lo que denominan «fallos de comunicación» como se refieren, por ejemplo, al terremoto que provocó la moción de censura fallida en Murcia con réplica en Madrid y que trajo consigo una OPA hostil por parte del PP a las filas naranjas y provocó la fuga de numerosos miembros naranjas. En Cs, aseguran que la convención no busca en sí frenar a los «opables» sino «ilusionar a los que sí creen en nuestro proyecto» porque, inciden en que «quien tenga un precio en política, mejor que se vaya de Cs». Creen que si hubieran conseguido que se hablara más de sus propuestas, habrían evitado que el partido se encuentre en esta situación crítica. Esta estrategia emula a la impulsada por otros partidos liberales en Austria o Inglaterra que llegaron incluso a quedarse fuera del parlamento. «Hicieron una escucha interna y lanzaron banderas muy claras de cara al futuro», indican desde Ciudadanos.

Rumbo del partido

En el Cs destacan a iniciativa de Arrimadas de entregar el rumbo político del partido en manos de la afiliación, “es un ejercicio insuperable”. Para ello, los naranjas cuentan con una jornada dedicada a la escucha externa, de voces de fuera y la interna, la de sus afiliados que tendrán una intensa jornada de sábado donde se analizarán las más de 2.000 propuestas aportadas por estos y, además, contarán con el refuerzo de técnicos y diputados naranjas para asesorarles incluso en los aspectos legales que requieran para así poderlas llevar a la práctica.

Cs cuenta con una mesa en la que reivindicarán el papel del liberalismo, no en vano lo han sumado al logo de la convención, y definirá qué es ser liberal y qué no lo es. «No se puede decir que se es liberal y recurrir la ley de la eutanasia o la de los matrimonios homosexuales», afirman. También, recordarán el papel histórico de los liberales a lo largo de la historia, de las raíces y «lo mucho que ha inferido en las constituciones europeas y española», aunque en ésta sin haber tenido un peso específico.

“Renovar Europa”

Ciudadanos da especial relevancia a la mesa del sábado por la mañana enfocada en «Renovar Europea» que moderará Luis Garicano y en la que también participará Inés Arrimadas, además de la eurodiputada húngara Katalin Cseh, el alemán Alexander Graf o el presidente del grupo liberal, Dacian Ciolos. Subrayan la importancia de que el partido naranja esté en el Grupo Liberal, y recuerdan que, antes de su irrupción en la eurocámara contaban con Convergencia como máximo representante español de dicho grupo. «La condena del Parlamento Europeo a Marruecos por el uso de menores durante la crisis en Ceuta, o que se abriera investigación en Bruselas por el rescate de Plus Ultra» fueron impulsadas por su partido.

Los naranjas también reivindicarán la unidad de España y la libertad o se hará especial hincapié a integrar la ciencia como forma de hacer política, lo que denominan como la «tercera cultura». La formación naranja destaca que por ahora no hay planes de desvincularse de la marca de Ciudadanos ya que consideran que son unas siglas que «funcionan» aunque no descartan más adelante modificar tipografía o incluso colores.