Sánchez frena la caída tras la remodelación del Gobierno

En un mes gana entre 2 y 3 escaños, pero continúa por detrás del PP, que se sitúa en la horquilla de 126-128 diputados. La suma de las derechas sigue dando mayoría absoluta, el 48,2% del voto y 181 escaños

Thumbnail

El bloque del centro derecha mantiene su mayoría absoluta, con 181 escaños y el 48,2 por ciento de los votos, aunque la amplia remodelación del Gobierno de Pedro Sánchez ha movilizado a los votantes del PSOE, que en un mes gana entre 2 y 3 escaños.

La derecha pierde también dos escaños con respecto al sondeo de junio, y 0,3 puntos. En esta encuesta de Nc Report para LA RAZÓN, realizada en la semana del cambio de Gobierno, el crecimiento del PSOE es de 1,2 puntos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se beneficia del foco que ha conseguido dirigir sobre su acción política con los cambios en su Consejo de Ministros, y alcanza el 25,9 por ciento del voto y entre 101 y 103 diputados. Aun así, sigue estando por detrás del PP, que se sitúa en los 126 y 128 escaños. En términos comparativos con respecto a las últimas elecciones generales, el PSOE pierde entre 17 y 19 diputados, mientras que el partido de Pablo Casado podría crecer entre 37 y 39.

En el bloque de la izquierda, Unidas Podemos se mantiene en la horquilla de 20-22 escaños, lo que supone que, de haber elecciones, perdería de 13 a 15 diputados.

685.000 votos menos para Sánchez

En este último sondeo, los socialistas se dejan, con respecto a las generales de noviembre, más de 685.000 votos, pero la caída de los morados se acerca al millón de papeletas, 950.256.

El beneficiado es Íñigo Errejón, ya que Más País crece cuatro escaños con casi medio millón de votos más que en noviembre del pasado año 2019.

En la derecha, el voto útil a favor del PP le otorga casi dos millones de votos más que en las elecciones generales. El grueso viene de Ciudadanos (Cs), que desde las últimas autonómicas catalanas no levanta cabeza en los sondeos. La moción de censura y la pérdida de poder en los Gobiernos autonómicos de Murcia y de Madrid han consolidado este derrumbe, que en este encuesta significa que los naranjas mantendrían solo un diputado en el Congreso, después de perder en las urnas más de un millón de votos.

Encuesta NC Report 16 de julio FOTO: T. Nieto

El partido de Santiago Abascal mantiene el equilibrio en votos y escaños, confirmando, de momento, que la estrategia del PP de reclutamiento del voto del centro derecha les está funcionando con la formación de Inés Arrimadas, pero no con Vox.

La estabilidad de Vox

Esta encuesta sitúa a los de Abascal en una horquilla de 50-52 escaños, lo que significa que podrían perder como mucho dos diputados con respecto a las generales de noviembre. En voto, la caída se reduce a las 49.659 papeletas. Los datos confirman de esta manera la estabilidad del granero electoral de Vox, y que este partido también se sigue moviendo con comodidad en una agenda que está marcada por la cuestión territorial, debido a la negociación del Gobierno con la Generalitat catalana, y de fuerte tensión entre derecha e izquierda.

La moción de censura que Abascal defendió el pasado otoño no prosperó, pero en Vox creen que fue la palanca que les impulsó para conseguir los resultados que obtuvieron en Cataluña en las autonómicas del 14 de febrero. Entonces, Vox consiguió entrar por primera vez en el Parlamento catalán con 11 escaños, mientras que el PP se quedó en tres representantes. En las elecciones de Madrid, sin embargo, los de Abascal aguantaron su posición frente al vendaval de la popular Isabel Díaz Ayuso. En una lectura global esta encuesta consolida una tendencia en la que el PP se mantiene en la horquilla de los 130 escaños y podría alcanzar el Gobierno de la Nación con un pacto con Vox.

Cuando queda todavía por delante la mitad de la Legislatura, los partidos empiezan a señalar como posible punto de inflexión, o de confirmación de las tendencias, las próximas elecciones andaluzas, que, por calendario, deberían celebrarse en diciembre del próximo año. El adelanto es una tentación para los del PP, porque podrían pillar al PSOE con su federación andaluza en proceso de reconstrucción. Pablo Casado tiene una gran confianza en que estas elecciones sean su impulso definitivo hacia La Moncloa, mientras que los socialistas observan con preocupación unos comicios que, con adelanto o sin él, son los primeros que se celebrarán tras el desastre madrileño. Y de confirmarse la victoria del PP, serían otro drama para la organización que preside Sánchez.

Voto separatista

Tampoco se observan cambios en este último sondeo en el voto independentista. Estabilizado en los niveles que obtuvieron en las últimas elecciones generales, aunque con leve tendencia al alza en el partido de Carles Puigdemont, que apunta a que puede mejorar en un escaño su actual representación. ERC, CUP, PNV y EH Bildu mantendrían sin cambios los diputados que tienen en este Parlamento.

Los socialistas son el primer partido entre los votantes de 18 y 44 años, y el PP tiene esa primera posición entre los votantes mayores de 44 años. Hay una fuerte competencia entre PSOE y UP, y entre PP y Vox en el segmento de 18 a 29 años.

El partido con más fidelidad de voto sigue siendo el PP, y después va Vox. La derecha conserva su electorado. En la izquierda, el votante del PSOE se declara mucho más fiel a las siglas que el de Unidas Podemos, del 82 por ciento al 63,2 por ciento. El problema de los morados empieza a cambiar de tendencia al imponerse el voto que se les va a Más País, hasta un 14 ,1 por ciento, con respecto al que pierden en la abstención, el 11,9 por ciento. En esta nueva tendencia influye la salida de Pablo Iglesias de la política.