Viaje relámpago de Sánchez a EE UU sin pisar la Casa Blanca

En su gira económica y de negocios no ha contado con las empresas españolas

Imagen del breve encuentro de Sánchez con Biden en la pasada cumbre de la OTAN
Imagen del breve encuentro de Sánchez con Biden en la pasada cumbre de la OTANDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Con la intención de situar a España en el radar mundial de las inversiones, el presidente Pedro Sánchez ha programado un viaje relámpago a Estados Unidos visitando tres grandes ciudades en apenas tres días: Nueva York, Los Ángeles y San Francisco (el 21, 22 y 23 de julio respectivamente). Pero, para sorpresa de muchos, la capital del país queda fuera de sus planes. Ni Pedro Sánchez tiene intenciones de pasar por Washington, ni el presidente Joe Biden tiene previsto recibirle en la Casa Blanca. Tampoco ha agendado ningún tipo de encuentro con otro alto cargo de su Administración.

Según aseguran fuentes de Moncloa, el Gobierno de Sánchez ni siquiera se habría puesto en contacto con el estadounidense. La Embajada de EE UU en Madrid es la única que está al tanto de este atípico viaje oficial, ya que ha tenido que emitir toda la documentación de entrada al país de los que viajan en el séquito presidencial.

El único encuentro político en su agenda, por ahora, es una reunión con Eric Garcetti, el alcalde de Los Ángeles. Aunque Sánchez también tiene previsto encontrarse con el exalcalde de la ciudad de Nueva York y excandidato presidencial demócrata, Michael Bloomberg.

A ese almuerzo a puerta cerrada con el magnate neoyorkino se suma, en su apretada agenda, la reunión bilateral con el presidente y consejero delegado de Black Rock, Larry Fink, quien dirige el fondo de inversión más grande del mundo. Al parecer, ambos empresarios estadounidenses habrían manifestado un gran interés por reunirse con el presidente de España y explorar oportunidades de negocio e inversión post-pandemia.

La agenda política y económica de Sánchez en su visita a EE UU centra la prioridad del plan de recuperación en estratégicos encuentros con destacados empresarios estadounidenses y altos representantes del sector financiero, tecnológico y audiovisual, con la polémica ausencia en el mismo de empresas españolas.

Moncloa asegura que éstas no han pedido interlocución con EEUU, pero recuerda que el presidente Sánchez ya se ve con frecuencia con empresarios españoles, de manera pública y privada, y destaca el elevado interés de corporaciones americanas de invertir en España.

En el viaje oficial acompañará a Sánchez la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien antes sí que realizará una breve visita a Washington para reunirse con su homólogo, el secretario de comercio estadounidenses, y con medios de comunicación en la Embajada de España.

También viajarán con el presidente en el avión oficial un total de cinco emprendedores, representantes de las startups Redpoint, RatedPower, Adara Ventures, Wallbox y Carto.

Por ahora tampoco tiene previsto atender, en ninguna parte del viaje, a la prensa española, compuesta por un grupo de periodistas que se trasladan con él desde Madrid y otra docena de corresponsales españoles que se incorporarán al viaje desde Estados Unidos.

El presidente, sin embargo, sí atenderá en directo a varios medios estadounidenses. Entre ellos, al matinal televisivo de MSNBC «Morning Joe», el debate en vivo «Newsmaker» de la agencia Reuters, una entrevista en CNN en español con Juan Carlos López y otra en el reconocido programa «Bloomberg Technology».

También están confirmados los encuentros con representantes de JP Morgan, Goldman Sachs y Soros Fund Management, aunque la agenda del presidente Sánchez, a pocas horas de su llegada a Nueva York, todavía se está terminando de perfilar. Esa primera parada en la conocida como «la capital del mundo» incluye también la inauguración de la nueva sede del ICEX en el emblemático edifico Chrysler de la Gran Manzana.

Esta breve gira económica en EE UU también se puede leer en clave cultural, ya que el presidente participará en un evento al aire libre en la reconocida Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), cumpliendo la promesa que hizo en 2018 de abrir allí un Centro Cervantes.

La visita de Los Ángeles incluye asimismo un encuentro con científicos españoles en el laboratorio Jet Propulsion de la NASA y los estudios Universal para reunirse con ejecutivos de grandes productoras audiovisuales, como es el caso de Netflix. Ya en San Francisco, una visita a puerta cerrada en la sede central de Apple y una cena en su honor en la AmChamSpain, la cámara de comercio de EE UU en España, con la presencia de una docena de reconocidos CEO del sector tecnológico.

Con el plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia aprobado recientemente por Europa y con la atención puesta en la inversión de las empresas, el Gobierno español justifica la organización de este viaje económico, sin pasar por la Casa Blanca de Biden, como un objetivo clave para la recuperación económica de España.

El Ejecutivo asegura tener una excelente relación con EE UU a todos los niveles y que ya habrá ocasión, más adelante, de estrechar los lazos entre ambos presidentes, tras ese breve encuentro con Joe Biden en los pasillos de la OTAN en Bruselas el 14 de junio.

Este viaje oficial contará con las correspondientes pruebas de antígenos, cartillas de vacunación, medidas de distanciamiento social y aforos limitados, todavía presentes por pandemia.