Marruecos adquiere doce drones militares para vigilar las fronteras de Ceuta y Melilla

Rabat asegura que el despliegue no se realiza con fines hostiles hacia España sino para evitar la inmigración ilegal y el narcotráfico

Dron del Ejército turco de camino a una misión de bombardeo contra el PKK en el norte de Irak

MINISTERIO DE DEFENSA DE TURQUÍA
27/09/2020
Dron del Ejército turco de camino a una misión de bombardeo contra el PKK en el norte de Irak MINISTERIO DE DEFENSA DE TURQUÍA 27/09/2020 MINISTERIO DE DEFENSA DE TURQUÍA

Marruecos refuerza su arsenal militar y compra doce drones turcos, que irán destinados, entre otras, a bases cercanas a Ceuta y Melilla con el fin de reforzar la vigilancia de la frontera, no con fines hostiles hacia España, según fuentes marroquíes, sino para evitar la inmigración ilegal y el narcotráfico.

Tras los incidentes de mediados de mayo en Ceuta, con la avalancha de miles de inmigrantes, Rabat ha intensificado la vigilancia de los flujos de inmigración ilegal. De hecho, en los últimos días, ha evitado varios saltos de subsaharianos en Melilla; y en las proximidades de Ceuta colocó concertinas por la zona en la que se produjo la entrada masiva..

Tras la adquisición de drones a Estados Unidos e Israel, Marruecos acaba de reforzar su arsenal militar aéreo con la compra de doce drones turcos, según informa el diario Assabah.

“Estos nuevos drones, que fortalecerán una fuerza aérea a la vanguardia de las tecnologías más innovadoras, se desplegarán para garantizar la vigilancia de las fronteras del país. La misión es rastrear a los traficantes de todo tipo, luchar contra la inmigración ilegal y controlar los movimientos sospechosos de personas”, agrega.

Para ello, las nuevas aeronaves no tripuladas han sido asignadas a bases militares cercanas a las fronteras en el norte y este del país. Entre ellas, la de El Aroui (próximo a Nador) ubicada en el este, no lejos de las fronteras con Argelia y cerca de Melilla. La zona experimenta un aumento de las actividades vinculadas al narcotráfico y la inmigración “y podría constituir un paso para extremistas de Argelia.

Otros irán destinados a una base militar en la región de Tánger-Tetuán, cerca de Ceuta.

La misión, asegura el periódico, es luchar contra la inmigración ilegal y sus redes. Los drones permitirán monitorear la zona y transmitir imágenes de lo que está sucediendo, especialmente en lugares de difícil acceso durante los operativos de búsqueda que realiza la policía.

Enfatiza que este despliegue, “para tranquilizar al vecino ibérico, no se desplegarían con fines de ataque, ya que alguna información mediática transmitida por medios hostiles al Reino sugirió que Marruecos tendría la intención de rodear militarmente al país”.