Cataluña

La Justicia escocesa archiva la causa de Ponsatí porque debe resolverse en Bélgica

La Fiscalía advierte de ruptura de confianza de la exconsellera con el tribunal por haber notificado su cambio de residencia más de un año más tarde

La exconsejera catalana Clara Ponsatí
La exconsejera catalana Clara Ponsatí FOTO: STEPHANIE LECOCQ EFE

Pelota adelante en el proceso de extradición a España de la exconsellera de la Generalitat, Clara Ponsatí. El tribunal del Sheriff de Edimburgo ha archivado este jueves la causa contra Ponsatí al estar fuera de la jurisdicción escocesa porque se encuentra ahora viviendo en Bélgica junto a Carles Puigdemont, Toni Comín y Lluís Puig. En estos momentos, compete al Tribunal Supremo decidir qué hacer y si emite una nueva euroorden para capturar a la exconsellera de Educación.

La extradición de los cuatro independentistas huidos de la Justicia parece un culebrón que sigue lejos del desenlace. Y es que las euroórdenes están suspendidas después de que la Justicia belga denegara la entrega de Puig y el juez instructor del Tribunal Supremo Pablo Llarena decidiera plantear unas cuestiones prejudiciales ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para que determine bajo qué criterio se puede aceptar o rechazar euroórdenes.

En paralelo, Puigdemont, Ponsatí y Comín, que ejercen de eurodiputados en el Parlamento europeo desde enero de 2020, han perdido la inmunidad parlamentaria, aunque con matices. El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) se la quitó a finales de julio después de que constatara de que no había riesgo para su detención porque las euroórdenes están suspendidas.

Los tres parlamentarios perdieron inicialmente la inmunidad (que impide que los diputados sean detenidos) ya en marzo tras una votación en el Parlamento europeo, pero el TGUE se la devolvió en junio (aunque se la ha quitado un mes después).

En cualquier caso, el tribunal de Edimburgo ha concluido que el proceso de extradición de Ponsatí se debe de resolver en Bélgica si así lo determina la Justicia española. “No se puede extraditar a alguien que no está aquí”, ha afirmado el juez Nigel Ross en una audiencia celebrada hoy ante las partes afectadas, el Gobierno de España, representado por la Fiscalía de Escocia, y la defensa de Clara Ponsatí, los letrados Aamer Anwar y Clair Mitchell. Durante la audiencia, la Fiscalía, representada por John Scott, ha criticado la ruptura de confianza de Ponsatí con el Tribunal al no haber notificado su cambio de residencia hasta el pasado mayo, cuando éste tuvo lugar en enero de 2020, según la orden del Tribunal General Europeo de Justicia el pasado 30 julio.

Según las condiciones de su libertad establecidas el pasado noviembre de 2019, la exconsejera debería haber notificado cualquier cambio con suficiente antelación.

”Esta mañana hemos comparecido ante el Tribunal, representando a Clara Ponsatí -quien estuvo ausente en la vista de hoy- habiendo anticipado que ella ya no se encontraba dentro de la jurisdicción escocesa”, declaró a los medios congregados a la salida del tribunal su abogado defensor, Aamer Anwar. El representante legal de Ponsatí agregó que por ello “ha sido acordado que debe ser retirada su orden y que las acciones de este tribunal para su extradición han llegado a su final”.