«Pilatus PC-21»: llega el nuevo «pupitre» del Ejército del Aire

Hoy aterrizan en la Academia General del Aire de Murcia las primeras dos unidades del futuro avión entrenador. No se estrenarán hasta el curso 2022-2023

Imagen del «Pilatus PC-21» español durante los primeros vuelos de prueba en Suiza
Imagen del «Pilatus PC-21» español durante los primeros vuelos de prueba en Suizala razonLa Razón

Llegó el día. En el calendario de la Academia General del Aire de San Javier (Murcia) tenían marcada en rojo esta semana y, en concreto, el día de hoy. Y es que esta mañana llegan las dos primeras unidades del nuevo avión entrenador del Ejército del Aire, el «Pilatus PC-21», que sustituirá a los «Casa C-101», que completarán su vida útil el próximo verano tras 40 años. Eso sí, las nuevas aeronaves no se estrenarán como nuevo «pupitre» en la fase de enseñanza básica en vuelo hasta el curso 2022-2023. Hasta entonces, queda un largo período de pruebas y de instrucción.

De momento, quienes han completado la formación inicial en este nuevo avión son cuatro instructores de la Academia, que entre el 25 de mayo y el 29 de julio realizaron el primero de los dos cursos de la empresa «Pilatus» en Suiza. Otros cuatro están en el segundo, que concluirá el 22 de octubre.

Desde la Academia explican a LA RAZÓN qué ocurrirá a partir de ahora con estos aviones que llegan hoy, los cuales despegarán de la localidad de Bouchs (Suiza) y, tras una escala en Francia, aterrizarán en San Javier. A los mandos irán dos instructores de la empresa «Pilatus», a quienes acompañarán dos pilotos del Ejército.

Avión de entrenamiento Pilatus PC-21 FOTO: Teresa Gallardo

Será la primera de una serie de llegadas de unidades (España ha adquirido 24) que, «según el calendario establecido», ascenderán en diciembre a 13, «completándose la entrega de las 24 adquiridas en el mes de mayo de 2022», detallan. Junto a ellos, este mes también llegan los dos primeros simuladores de lo que en realidad es un Sistema Integrado de Enseñanza (ITS, por sus siglas en inglés), en el que se incluyen los citados simuladores y estaciones de tierra.

Y a partir de ahora, comienza un intenso plan de instrucción para que los ocho pilotos formados en Suiza hagan lo propio con los que serán los instructores de los alumnos que se sentarán en los «Pilatus» desde septiembre de 2022.

La formación que han recibido en Suiza, explican desde Murcia, se ha enfocado en «la adquisición de un manejo básico en todas las envolventes de empleo del E.27 (nomenclatura usada en el Ejército) y en el uso de todos los sistemas de la plataforma, más aquellos elementos terrestres que se usan para preparar la misión en tierra».

Y aunque inicialmente el curso de vuelo no contemplaba la realización de vuelos en formación, «se pudo incluir este tipo de misiones durante el mismo, pudiéndose realizar un vuelo en formación equivalente a lo que sería una clase estándar de formaciones del Curso Básico de Vuelo», apuntan.

Primeros cuatro instructores que realizaron el curso del "Pilatus" en Suiza FOTO: Joel Super

Además de los vuelos planeados, los instructores de la Academia también realizaron misiones en el simulador del PC-21. «En este tipo de simuladores –añaden– se pueden recrear todo tipo de misiones asemejándose mucho a un vuelo real sin tener que consumir potencial de horas de vuelo».

Y aprovechan para destacar que «la experiencia previa en aviones de combate EF-18 y EF-2000 de los cuatro primeros instructores que han realizado el curso les ha permitido explotar aún más las grandes posibilidades de entrenamiento que proporciona este sistema».

“Un salto exponencial en la formación”

Por último, dejan claro que la llegada de este Sistema Integrado de Enseñanza «supondrá un salto exponencial en la formación de los generaciones venideras de pilotos, facilitando la adaptación y transición tanto a los actuales como a los futuros sistemas de armas con los que contará el Ejército del Aire».

Todos esos conocimientos adquiridos los tendrán que compartir ahora con todos los pilotos asignados al 793 Escuadrón (orgánicos y funcionales). Actualmente hay 23 instructores de C-101, de los que 13 se «reconvertirán» a al «Pilatus». Además, tienen previsto que todos aquellos pilotos de nueva incorporación como instructores se unan directamente al curso de formación en el nuevo aparato suizo «para estar plenamente operativos en septiembre de 2022», fecha a partir de la cual toda la instrucción de los alumnos se realizará exclusivamente en el E.27.

Y si es clave la formación de instructores y pilotos, dejan claro que «otro aspecto fundamental es la formación del personal de mantenimiento, ya que se debe llevar a cabo un entrenamiento para dicho personal que les capacite en las actividades específicas del personal de línea de vuelo y en los procedimientos en plataforma, como puesta en marcha y parada, rodaje, repostaje, empleo fuente de energía externa...». Por último, este plan también incluye que los instructores habilitados en el «Pilatus» se encargarán de «actualizar y desarrollar toda la documentación de este nuevo sistema».

Conocimientos para «volar», pero este nuevo Sistema Integrado de Enseñanza también cuenta con elementos en tierra: «Un avanzado sistema de simulación que se convertirá en una magnífica herramienta de formación para las nuevas generaciones de pilotos», explican desde la Academia, donde destacan su intención de «sacar el máximo rendimiento de esta novedosa herramienta didáctica».

Arranca así una nueva era de formación de pilotos del Ejército con un moderno sistema que sustituirá a los C-101, los cuales también usa la «Patrulla Águila» para sus acrobacias y que, de momento, no planean cambiar de avión.