El Gobierno es tajante: la mesa de diálogo tiene que ser entre Ejecutivos

La ministra portavoz ha mostrado su apoyo a la decisión del presidente de la Generalitat de reducir la presencia en la Mesa a los miembros del Gobierno

MADRID, 14/09/2021.- La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, este martes en La Moncloa. EFE/ Javier Lizón
MADRID, 14/09/2021.- La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, este martes en La Moncloa. EFE/ Javier Lizón Javier LizónEFE

A solo 24 horas de su celebración, la organización de la mesa de diálogo entre el Gobierno de España y el de Cataluña ha estado a punto de saltar por lo aires después de que el partido de Carles Puigdemont haya dinamitado la mesa con el nombramiento de tres miembros ajenos al Govern, en un desafío a Esquerra. Se trata de dos ex condenados por los actos del 1 de octubre (Jordi Sánchez y Jordi Turull) y a la portavoz en el Congreso, Miriam Nogueras.

En la rueda posterior al Consejo de Ministros, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha dejado claro que “siempre el marco ha sido el de delegaciones de trabajo de ambos Gobiernos; no hemos contemplado otro marco”, al tiempo que ha reiterado la voluntad de “entendimiento” con la que acude el Gobierno de coalición encabezado por Sánchez.

En este sentido, ha dicho respecto a los representantes catalanes en este foro que “son ellos quienes tienen que organizar su mesa de trabajo” sabiendo siempre que deben ser representantes de los dos Ejecutivos.

Aún asi, la portavoz ha mostrado su “absoluto respeto” por la decisión de Aragonès de dejar fuera de la mesa de negociación a Junts e insiste en que van con “su mejor ánimo”. Preguntada por la intención de Carles Puigdemont de boicotear la mesa desde Bruselas, la ministra portavoz ha insistido en que “nuestra interlocución es con el presidente actual de la Generalitat”.

Respecto al ánimo con el que se acude a la Mesa de diálogo, la portavoz ha indicado que asistirá con el objetivo de “reducir la brecha afectiva” entre España y Cataluña con la intención de “recuperar el diálogo”.

Además ha revelado que el encuentro que se celebra mañana miércoles en Barcelona comenzará con una reunión bilateral entre Sánchez y Aragonès en el despacho del presidente catalán, a la que seguirá la entrevista con los demás integrantes de la Mesa, en el caso del Ejecutivo central coordinados por el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.