Santiago Abascal acusa a Sánchez de ser “cómplice” del homenaje al etarra Parot

El líder de Vox “arropará” a las víctimas de este “terrorista” en Mondragón y critica que, una vez más, se “pisotee la memoria de cientos de inocentes”

El líder de Vox, Santiago Abascal, estará en Mondragón para "arropar" a las víctimas de Parot
El líder de Vox, Santiago Abascal, estará en Mondragón para "arropar" a las víctimas de ParotVOX VOX

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado que acudirá este sábado a la localidad guipuzcoana de Mondragón para “arropar” a las víctimas del sanguinario etarra Henri Parot.

Así lo ha anunciado el líder de la formación verde a través de sus redes sociales en las que acusa al Gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos de ser “cómplice de no impedir el homenaje a este terrorista y de que se pisotee la memoria de cientos de inocentes”. Y frente a este ultraje, Abascal ha asegurado que “no les abandonarán”. Por ello, el líder de Vox ha recordado a las víctimas de ETA que no están solas.

Hay que recordar que, entre los atentados que se le imputan, Parot es responsable del coche bomba explotado junto a la casa cuartel de Zaragoza, donde fallecieron once personas, entre ellas el hermano y las dos sobrinas del diputado de Vox Francisco José Alcaraz.

Nada más conocer la noticia del homenaje al etarra, Alcaraz anunció su intención de concentrarse frente a ello. “El 18 de septiembre los proetarras quieren hacer un homenaje al que puso la bomba a mi familia, el terrorista más sanguinario de ETA. Si el Gobierno no lo para, allí estaré en Mondragón con las víctimas y españoles que me quieran acompañar”, anunció.

El hijo de una víctima de Parot intentó pararlo

El hijo del teniente coronel de Infantería Guillermo Tévar, asesinado por ETA el 7 de mayo de 1981 tras la colocación de una bomba lapa en su vehículo, ha pedido a la Audiencia Nacional que impida el homenaje a Henri Parot previsto para el próximo día 18 en Mondragón. Según el denunciante, Guillermo Tévar Sanz, el acto convocado por la izquierda abertzale solo persigue ensalzar la trayectoria el ex integrante del sanguinario “comando Madrid” -condenado a penas que suman más de 4.700 años de cárcel, entre otros por el atentado que costó al vida al militar- y “humillar” y “vilipendiar” a las víctimas del terrorismo.