Arranca el proceso de las exhumaciones en las criptas de Cuelgamuros

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos interpondrá un recurso en los próximos días

Al fondo, el Valle de los Caídos
Al fondo, el Valle de los CaídosJesús G. FeriaLa Razon

Los trabajos previos al proceso de exhumación de los restos de 77 personas que se encuentran en las criptas de la basílica del Valle de los Caídos comenzaron ayer. Se trata de la actuación prevista después de que el pasado junio el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial aprobara la solicitud de licencia urbanística para los trabajos de consolidación de las criptas, primer paso para acceder a los restos.

En un comunicado, el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática indicó que la obra consiste en la instalación de la infraestructura técnica necesaria y en la organización de los equipos humanos que acometerán la tarea. Fuentes de la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos (ADVC), que se opone a la intervención, corroboran a LA RAZÓN que «están con el tema de prevención de riesgos laborales, vacunación de los obreros y temas técnicos preliminares». La asociación señala que es «importante dejar claro que no está acreditada la existencia de los restos en la basílica» y anuncia que «interpondrá recurso en los próximos días».

Por su parte, el departamento que dirige Félix Bolaños ha señalado que Patrimonio Nacional ha autorizado los trabajos tras la petición de los familiares y ha calificado el proceso de exhumación como «el más complejo» de los que se han realizado de este tipo en España. También ha advertido de que será «largo en el tiempo debido al estado de las criptas».

El secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, ha apuntado que aunque se logre la entrada en las criptas no está garantizada la localización de los restos que se buscan, ya que «más de sesenta años después de los traslados, las dificultades son muy grandes», incluso pese a contar con «todos los medios y con los mejores expertos».

La primera obra consistirá en la habilitación de los accesos a los columbarios, tras asegurar las estructuras arquitectónicas. Después tendrá lugar la intervención forense en la búsqueda y localización de los cuerpos y los análisis genéticos para las identificaciones.

Más adelante se acondicionarán los columbarios y se mejorarán las instalaciones y las condiciones de conservación de los restos, junto a la dignificación global de las criptas.

Según Martínez, “los forenses que se harán cargo de esta tarea tienen la máxima cualificación, así como una gran experiencia contrastada en este tipo de actuaciones”.

En este sentido, el Ministerio de la Presidencia explica que la intervención técnica va a desarrollarse mediante protocolos reconocidos internacionalmente, y los laboratorios de referencia se encuentran acreditados en este ámbito.

El proceso de exhumación forma parte de la “resignificación global del monumento a la que se ha comprometido el Gobierno de España y que tiene su plasmación jurídica” en el Proyecto de Ley de Memoria Democrática, actualmente en trámite parlamentario.

Una ley que, explica el Ministerio, se ancla en los cuatro principios fundamentales del derecho humanitario internacional (verdad, justicia, reparación y deber de memoria para no repetir los hechos), pone a las víctimas en el centro, recuerda a todos los represaliados y repara moralmente a sus familias fomentando valores democráticos y derechos humanos. “Las exhumaciones en las criptas del Valle forman parte significativa de este proceso”, concluye el Gobierno.