Internacional

“El Pollo” Carvajal señala al juez posibles vínculos de Podemos con el chavismo

El ex jefe de los servicios de Inteligencia venezolanos se compromete a aportar documentación a la Audiencia Nacional

Hugo "El Pollo" Carvajal, a quien reclama Estados Unidos por delitos de narcotráfico, junto a Nicolás Maduro
Hugo "El Pollo" Carvajal, a quien reclama Estados Unidos por delitos de narcotráfico, junto a Nicolás Maduro

Hugo “El Pollo” Carvajal señaló ayer al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón posibles vínculos entre Podemos y el régimen chavista, según confirmaron fuentes jurídicas. Inmerso en un proceso de extradición a Estados Unidos, que le reclama por narcotráfico y blanqueo, el ex general venezolano está dispuesto a jugar todas sus cartas para evitar la entrega. Y entre ellas se enmarca su comparecencia voluntaria ante el magistrado.

Durante hora y media, Carvajal -detenido el pasado día 9 en Madrid tras casi dos años en paradero desconocido- puso de relieve en la Audiencia Nacional diversa información a la que tuvo acceso por su condición de responsable del espionaje militar chavista. “Sabe mucho”, apuntan esas mismas fuentes, que no dudan en subrayar el interés de su declaración, que el magistrado ha declarado secreta.

Una información -entre la que supuestamente también se incluye la relativa a conexiones entre ETA y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)- que se ha comprometido a avalar con documentos, por lo que de cumplir su palabra “El Pollo” Carvajal volverá a comparecer en las próximas fechas ante el juez García Castellón.

El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal archivó en 2016 una denuncia de la asociación Unión Cívica Española-Partido Por la Paz, Reconciliación y Progreso de España (Ucesp) por la supuesta financiación irregular de Podemos con dinero procedente de Venezuela e Irán, lo mismo que hizo el Tribunal Supremo ese mismo año tras una denuncia de Manos Limpias en el mismo sentido.

“Está tranquilo”

“El Pollo” Carvajal ya había amagado en 2019 -cuando se produjo su primera detención- con poner en conocimiento de la Audiencia Nacional información de relieve vinculada al terrorismo internacional, en particular sobre esos tentáculos que vincularían a ETA y las FARC y en relación a la conexión entre el régimen chavista y el grupo terrorista Hezbolá. Un paso al frente que llevó al instructor a abrir diligencias, aunque finalmente esa comparecencia no se produjo.

Ahora, la entrega del ex general chavista -que cayó en desgracia para el régimen de Nicolás Maduro cuando apoyó públicamente al opositor Juan Guaidó- está paralizada a la espera de que se resuelva definitivamente su petición de asilo, que Interior ya rechazó en 2019 aunque no se le pudo notificar, dado que la negativa se produjo cuando ya había abandonado la cárcel madrileña de Estremera, donde ahora espera el rumbo de su ofensiva judicial. De momento, ha recurrido a Interior esa denegación de asilo y si ésta persiste, acudirá a la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional, unas iniciativas que dejan en suspendo la entrega.

Al concluir la comparecencia, su abogada, María Dolores de Argüelles, aseguró a los periodistas a las puertas de la Audiencia Nacional que el ex general “confía en la Justicia española”, aunque hizo hincapié en que lo que pretende “El Pollo” Carvajal es ser juzgado fuera de Estados Unidos, “donde tenga la posibilidad de defenderse”, pues según asegura en EE UU “ya ha sido condenado”. “Ha tenido la oportunidad de huir a cualquier país del mundo y no ha querido irse”, recalcó.

“Está tranquilo”, comentó la letrada, quien además negó que durante los dos años en paradero desconocido se haya sometido a una cirugía estética para evitar ser reconocido. “Solo ha ganado algo de peso y ahora no lleva la cabeza rapada, tiene algo de pelo”. Su defensa reiteró que la motivación de la solicitud de Estados Unidos -que le acuso de servirse de su supuesta alianza con las Farc para intentar “inundar” el país con cocaína- es “política”.

“Inundar EE UU con cocaína”

La Fiscalía estadounidense imputa a Carvajal los delitos de conspiración de narcoterrorismo, conspiración para importar cocaína a Estados Unidos y conspiración para poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover un delito de narcotráfico por ser supuestamente miembro, entre 1999 y 2019, «de una organización venezolana de traficantes compuesta por altos funcionarios» conocida como «el Cartel de los Soles» (al que pertenecían también Chávez y dos vicepresidentes, Tareck El Aissami y Diosdado Cabello). Uno de los objetivos de este cartel, hacen hincapié las autoridades norteamericanas, era «inundar Estados Unidos con cocaína».

Estados Unidos vincula al ex general venezolano y a otros miembros del cartel con «cargamentos de varias toneladas de cocaína (aunque solo especifica uno de 5,6 toneladas desde Venezuela a México en 2006 a bordo de un jet DC-9).

Carvajal se opuso a su extradición y denunció que EE UU solo pretendía con su entrega «obtener información» sobre Maduro y argumentó que sus contactos con las FARC siempre fueron por orden del presidente venezolano y el beneplácito de las autoridades de Colombia «en orden al proceso de paz».