ERC avisa al Gobierno de que “no dé por seguro” su apoyo en los Presupuestos y lo desliga de la mesa de diálogo

Los socios avisan que el voto a favor “se negocia y se suda”. ERC pone como líneas rojas la ley de memoria democrática, la ley de audiovisuales y la ley de universidades, entre otras. Unidas Podemos avisa que la ley de Vivienda puede afectar a la negociación

Las posiciones entre el Gobierno y sus principales apoyos parlamentarios para abordar la negociación presupuestaria continúan lejanas y arranca la semana clave para todos los actores políticos. Los socios preferentes de izquierda volverán a ser los principales interlocutores pero Moncloa también se sentará con el PP y Ciudadanos, mientras que Vox ya se ha descolgado de estas citas.

Desde Moncloa quieren presentar los Presupuestos en tiempo y forma. De hecho las primeras conversaciones en el seno del Ejecutivo ya están en marcha, aunque incluso desde el partido morado indican que todavía quedan muchos detalles por perfilar, en materia de vivienda y fiscalidad, entre otras.

Hoy comienza en el Congreso de los Diputados la primera ronda de contactos que liderará por parte del Ejecutivo, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, con el PP y con ERC, mientras que se sentará con una delegación de Ciudadanos este mismo miércoles. Antes de la reunión, uno de los socios fundamentales de Pedro Sánchez en la Cámara Baja ya ha dejado claro que la negociación no será baladí y piden que no den “por seguro el voto de ERC a nada”. Así de explícito ha sido Rufián. “El voto de ERC se tiene que sudar y negociar”. Unas conversaciones que, desliga, sin embargo, de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ve “muy tranquilo al PSOE para lo que tiene por delante”. A juicio de los republicanos, en la cita de hoy escucharán el proyecto del Ejecutivo, pero “si nos pregunta le diremos que va muy mal o regular por ser generoso”. Para ERC hay varias líneas rojas y exigen ya cambios en la Ley de Memoria Democrática o en la regulación de los alquileres.

“Que nadie dé por seguro el voto de ERC a nada”, ha repetido en varias ocasiones, para desgranar otros puntos claves, como la ley audiovisual que hoy aprobará el Gobierno en la que no incluye cuotas en las plataformas digitales para proteger el catalán, el gallego o el euskera.

Desde Bildu también han querido ser muy claros con el Ejecutivo y le han advertido de que “no debería estar tan tranquilo” en la negociación de los Presupuestos y le ha subrayado que no dará un “cheque en blanco” en los Presupuestos.

Desde Unidas Podemos, socio minoritario del Gobierno en Moncloa, también dan avisos a su propio socio, esto es el PSOE. Avanzan que la ley de la vivienda o los trabajos que se lleven a cabo para derogar la reforma laboral de 2012, “evidentemente van a afectar a la negociación presupuestaria”. Para el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, la derogación de la reforma laboral debe negociarse en el seno del diálogo social, pero ha subrayado que “forma parte del acuerdo de gobierno” y ha vuelto a poner en valor la urgencia de pactar la ley de vivienda en la que se incluya la regulación del mercado de alquiler, que queda pendiente de los Presupuestos del año pasado. “La ciudadanía no entendería que un acuerdo de hace ya un año no estuviera ya aprobado”.