Laya declarará como investigada por el “caso Ghali” el 4 de octubre

El juez acuerda que la ex jefa de gabinete de Carmen Calvo comparezca como testigo antes de decidir si cita también a la ex vicepresidenta del Gobierno

La ex vicepresidenta primera del Gobierno Carmen Calvo no tendrá por ahora que declarar como testigo en el "caso Ghali"
La ex vicepresidenta primera del Gobierno Carmen Calvo no tendrá por ahora que declarar como testigo en el "caso Ghali"Cézaro De Luca Europa Press

La ex ministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya declarará finalmente como investigada por el “caso Ghali” el próximo 4 de octubre. Así lo ha decidido el juez que investiga la entrada del líder del Frente Polisario en España el pasado 18 de abril por la posible comisión de delitos de prevaricación, encubrimiento y falsedad documental. Del mismo modo, el magistrado ha citado a declarar, en su caso como testigo, a la que en esas fechas era jefa de gabinete de Carmen Calvo antes de decidir si considera necesario que testifique la ex vicepresidenta del Gobierno. El próximo lunes también tendrá que testificar José María Muriel, ex secretario general técnico de Exteriores.

En una providencia a la que ha tenido acceso este periódico, el magistrado Rafael Lasala, titular el Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, accede así a la petición efectuada por las dos acusaciones populares personadas en la causa. El instructor no solo cita a Isabel Valldecabres el próximo 18 de octubre, sino que también emplaza a testificar ese mismo día a Susana Crisóstomo, jefa de gabinete del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Valldecabres -actual directora general de la Fábrica de Moneda- tendrá que explicar al juez a instancias de quién llamó el 15 de abril a Camilo Villarino, entonces jefe de gabinete de la ministra de Exteriores Arancha González Laya (ambos imputados en este procedimiento), para preguntarle si sabía algo de la llegada de Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, a España (que efectivamente se produjo tres días después).

En cuanto a la jefa de gabinete de Marlaska, el juez quiere interrogarle en relación a la llamada que efectuó a Villarino el 23 de abril dándole cuenta de que la Policía Judicial había recibido una orden de la Audiencia Nacional de localizar a Ghali, investigado en dos causas por delitos de genocidio, torturas y detención ilegal (una de ellas sería archivada tras la declaración del líder polisario ante el juez por videoconferencia desde un hospital de Logroño el 1 de junio). Además, Lasala pretende esclarecer si Interior estaba al tanto de la llegada de Ghali, si se escoltó a la ambulancia que le trasladó de Zaragoza a Logroño y si en el hospital San Pedro le estaban esperando agentes.

El rastro del pasaporte “diplomático” de Ghali

Pero no es la única decisión que ha adoptado el instructor, que da tres días de plazo a Villarino para que, a través de la Abogacía del Estado, aporte los correos electrónicos a través de los cuales un remitente que se negó a identificar durante su declaración judicial le envió el pasaporte de Ghali y el documento de viaje de su hijo (que facilitó al juez), tal y como solicitó el abogado Antonio Urdiales, que ejerce la acusación popular junto a su compañero Juan Carlos Navarro (éste en representación de dos denunciantes).

Asimismo, el magistrado da cinco días de plazo al Ministerio de Asuntos Exteriores para que aclare si cuando llegó a España Ghali era titular de algún pasaporte argelino, remitiendo si es así una copia del mismo y de la fecha en que fue puesto en conocimiento del ministerio.

Lasala solicita también a la Comisario General de Información de Zaragoza que determine la fecha de expedición del permiso de residencia del líder polisario y esclarezca si se le expidió algún documento de viaje antes del 18 de abril.