El Gobierno alcanza un acuerdo para los Presupuestos

La coalición logra desbloquear la ley de Vivienda y Sánchez anuncia un bono joven de 250 euros para estimular la emancipación

El Gobierno ha alcanzado en la mañana de hoy un acuerdo para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, después de desbloquear la ley de Vivienda, que había hecho encallar las negociaciones entre los socios de la coalición. Fuentes gubernamentales confirman el pacto, que se ha alcanzado tras una ardua negociación en las últimas horas, y que se llevará a un próximo Consejo de Ministros extraordinario el jueves día 7 de octubre.

La negociación había entrado en tiempo de descuento y en las dos patas de la coalición pugnaban para que no lo hiciera también en vía muerta. En el calendario había una fecha marcada en rojo y un compromiso, el del presidente del Gobierno, que aseguró que estarían listos “en tiempo y forma” y en este mismo mes de octubre. El borrador de las cuentas ya está listo. De hecho, desde Hacienda aseguraban que estaban en condiciones de elevarlo hoy mismo al Consejo de Ministros. Sin embargo, había un factor exógeno e imposibilitador que lo impedía: la ley de Vivienda.

La guerra por la regulación de los alquileres, que ha enrarecido el proceso negociador entre los socios durante las últimas semanas, se ha podido salvar para permitir que los Presupuestos salgan de Moncloa hacia el Congreso y comiencen a negociarse oficialmente –ya existen contactos avanzados–con el resto de grupos de la mayoría de la investidura que los tienen que avalar. El acuerdo se ha cerrado entre Pedro Sánchez y Yolanda Díaz antes de la celebración del Consejo de Ministros. Los líderes de los dos partidos de la coalición han tomado el timón para acabar de desbloquear el pacto, en un gesto habitual cuando quedan ciertos flecos en los que los equipos negociadores no logran registrar avances y se cede el testigo al más alto nivel.

Hace 24 horas apenas se podía intuir un desbloqueo tan inminente, si tenemos en cuenta las sensaciones que trasladaban desde ambas partes que, tras mantener la negociación durante el fin de semana, aseguraban los últimos contactos entre los socios “no habían ido bien”. En la parte socialista, que nunca había visto con buenos ojos la vinculación de las cuentas con los alquileres, se demostraba ayer el malestar que les generaba que Podemos hubiera elevado la presión, con “ultimátums”, para rubricar el pacto.

En el imaginario socialista había un límite temporal. Sánchez quería llegar al 40º Congreso Federal del PSOE, que se celebrará del 15 al 17 de octubre en Valencia, con las cuentas ya cerradas dentro de la coalición y habían metido prisa a sus socios morados. Sin embargo, desde Podemos se mostraban inmunes a estas urgencias y se han mantenido firmes para no perder la bandera de los alquileres, que necesitan para marcar perfil dentro del Ejecutivo.

A falta de conocer la letra pequeña de los acuerdos, los mensajes que se trasladan desde las dos patas de la coalición son contradictorios. A partir de las 13:45 horas, comparecerá en Moncloa el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, junto a la portavoz Isabel Rodríguez, pero en una entrevista en el canal 24 horas y al ser preguntado por el pacto, el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, aseguraba que el acuerdo no estaba cerrado. “Hasta donde yo sé, ese acuerdo no está cerrado en este momento y a esta hora”, ha dicho.

En Podemos son cautos todavía en dar detalles sobre la negociación que se ha cerrado esta misma mañana al más alto nivel. De hecho, el partido no ha confirmado el acuerdo en vivienda hasta casi una hora después. Lo han hecho a través de las redes sociales. “Por primera vez en la historia habrá una Ley de Vivienda que baje los precios del alquiler”.

Grandes tenedores

Fuentes de Unidas Podemos en el Congreso, restan importancia al hecho de que el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, y clave en la negociación, no supiese la última hora del acuerdo. Estas fuentes, que esperan a conocer el contenido completo del acuerdo, pero sí avanzan a que afectará a limitar el precio del alquiler a los grandes tenedores. La propia portavoz de En Comú Podem, Aina Vidal, ha valorado que “parece que finalmente el PSOE entra en razón”. Precisamente, en la reunión al más alto nivel de este lunes entre el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, la ministra morada propuso al PSOE una regulación que afectaría tan solo a los grandes tenedores -los propietarios de más de diez viviendas- una iniciativa que el PSOE rechazó según fuentes moradas.

Según explican desde Unidas Podemos, la nueva ley de vivienda incluirá también una congelación de los precios para los pequeños propietarios con incentivos y recargo del 150% del IBI para pisos cerrados. De esta forma, han detallado que habrá retirada a grandes tenedores de “privilegios fiscales”.