Irene Montero gasta casi 70.000 euros en mover muebles y papeles de su ministerio

La ministra de Igualdad contrata un servicio de logística para el traslado de documentos, mobiliarios y enseres en el edificio de la calle Alcalá tan solo dos años y ocho meses después de su entrada en Moncloa

La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene en el encuentro 'El feminismo de la cuarta ola: una nueva generación de derechos feministas', en el Espacio Bertelsmann
La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene en el encuentro 'El feminismo de la cuarta ola: una nueva generación de derechos feministas', en el Espacio Bertelsmann FOTO: Ricardo Rubio Europa Press

Reorganización del ministerio tras solo un año y ocho meses de estancia. Igualdad ha decidido hacer cambios en su sede de la calle Alcalá, 37 de Madrid. Para ello ha contratado un servicio de logística para el traslado de documentos, mobiliarios y enseres en el departamento de ocho plantas que posee en el centro de la capital.

Así, el ministerio que dirige la ministra Irene Montero ha visto imprescindible dar un lavado de cara a su sede de trabajo y para ello quiere llevar a cabo el cambio de muebles o traslado de los mismos y reorganización de documentos. Para este fin echa mano de una de las herramientas que poseen los ministerios; la contratación pública, un dinero que sale de las arcas públicas.

Esta recolocación del suelo público la anunció la subsecretaría de Igualdad como licitación de contrato púbico en el mes de mayo en la Plataforma de Contratación del Estado y este mes de septiembre ha resultado formalizado y publicado en el Boletín Oficial del Estado. El acomodo del mobiliario o colocación de documentos se saldará con un gasto público de hasta 68.611,84 euros con impuestos incluidos.

Desde el ministerio de Igualdad se escudan en que no cuentan con los medios necesarios para hacer la mudanza interna, es decir, que no disponen del personal adecuado. “El Ministerio de Igualdad carece de los medios personales necesarios para la ejecución de los trabajos correspondientes a la realización del Servicio de logística para el traslado de documentación, mobiliario y enseres en el Ministerio de Igualdad.

Una memoria justificativa para la solicitud del contrato que firma de manera electrónica la máxima representante del ministerio. Según explican fuentes cercanas al ministerio de Igualdad a LA RAZÓN, este tipo de contratos suceden con normalidad y tienen como fin la sustitución de muebles o recolocación de estos a lo largo de las ocho plantas del edificio ministerial.

Una mudanza interna que deberá ser acometida en un plazo máximo de doce meses y que será abonada en dos tramos a la empresa que finalmente ha sido adjudicada; Spezial Logistica integral S.L. Durante este año se desembolsará un pago de 35.474,55 euros, y el año que viene los 33.137,29 euros restantes.

Para el trabajo se prevé la contratación de dos mozos especializados durante 3.544 horas a razón de una jornada de siete horas al día para cada uno de ellos por un total de 246 días de trabajo previstos para un año, más 100 horas para servicios imprevistos.

70.000 euros en traducción al búlgaro, rumano o al chino

Un contrato polémico que llega tan solo un mes después de que la secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género que dirige Noelia Vera, destinara casi 70.000 euros a la contratación de un servicio de traducción de los idiomas inglés, francés, alemán, árabe, búlgaro, chino mandarín, portugués, rumano, ruso, italiano, catalán, euskera, gallego y valenciano tanto de traducción directa como inversa de informes, documentos o publicaciones que puedan ser necesarios para su departamento.

Un contrato que se une a otros ya ejecutados o en proceso de licitación por el ministerio y que tienen por objeto el mantenimiento de la sede ministerial. Igualdad gastará, por ejemplo, 178.542,23 euros en la contratación de un servicio de mantenimiento integral del mismo edificio. Igualdad, es, además, uno de los que más abuso hacen de los contratos menores, como ya denunció este diario.

Contratos a dedo que se utiliza para acelerar las contrataciones de obras o servicios al no requerir de publicidad ni concursos. En el primer semestre de este año seis de cada diez contratos de este ministerio siguieron este procedimiento, que carece de transparencia.

Así, el ministerio de Igualdad ha abierto un proceso de licitación, en calidad de contrato menor, para la reparación de las cubiertas de terrazas en las plantas quintas y séptimas del departamento, para lo que gastarán 10.285 euros. En el mes de julio, el ministerio también gastó 3.038,95 euros en el suministro e instalación de vidrios para las mesas del Salón de Actos del edificio. Otro de los contratos corresponde a la sustitución de toldos en la fachada, concretamente en la planta séptima, por un valor de 6.400 euros.