Un inmigrante clava un garfio en la cara a un guardia civil en el vallado de Melilla

En lo que va de año, son ya 61 los agentes que han resultado heridos en la Ciudad Autónoma

Varios migrantes de origen subsahariano permanecen bajo vigilancia policial tras acceder a Melilla saltando el perímetro fronterizo entre España y Marruecos, en la madrugada de este miércoles. EFE/Paqui Sánchez
Varios migrantes de origen subsahariano permanecen bajo vigilancia policial tras acceder a Melilla saltando el perímetro fronterizo entre España y Marruecos, en la madrugada de este miércoles. EFE/Paqui Sánchez FOTO: Paqui Sánchez EFE

Esta madrugada se ha producido un grave incidente en el vallado de Melilla, cuando un inmigrante ha clavado un garfio, de los que se utilizan para subir el vallado, a un guardia civil que participaba en el dispositivo antri-intrusión. “Se trata de un ataque con un arma blanca puntiaguda. Unos centímetros mñas abajo, si le alcanza en el cuello, en la yugular,estaríamos hablando de otra cosa...”, señalan agentes del Cuepo. El atacante no ha sido detenido.

Los hechos se han producido a las 4.30 horas de esta madrugada, en el curso de un intento de entrada de un grupo reducido de subsaharianos por la zona próxima a Barrio Chino, según la Delegación del Gobierno. A pesar del dispositivo de la Benemérita y la colaboración de las fuerzas marroquíes, de los 12 que han intentado acceder, lo han logrado siete. “Fruto de la violencia con la que se ha producido el salto, un agente de la Guardia Civil ha resultado herido. Concretamente ha necesitado intervención médica y varios puntos debido al acometimiento con un garfio a la altura del mentón”, según la misma fuente.

En su alocución con motividad de la Patrona de la Benemérita, el coronel de la Comandancia subrayo que “en 2021 son ya más de 60 los guardias civiles heridos en los asaltos al perímetro fronterizo en los que los inmigrantes no dudan en utilizar tácticas militares en su avance hacia Melilla y una violencia inusitada contra las fuerzas de seguridad marroquíes y, posteriormente, contra nuestras fuerzas de seguridad”.