Sánchez considera que Don Juan Carlos debe dar explicaciones a los españoles

El presidente del Gobierno agradece al PP el esfuerzo para llegar a un acuerdo con los órganos constitucionales pendientes y pide hacerlo extensivo al CGPJ “en los próximos días”

El presidente del Gobierno agradece al PP el esfuerzo para llegar a un acuerdo con los órganos constitucionales pendientes y pide hacerlo extensivo al CGPJ “en los próximos días”.
El presidente del Gobierno agradece al PP el esfuerzo para llegar a un acuerdo con los órganos constitucionales pendientes y pide hacerlo extensivo al CGPJ “en los próximos días”.Edicion7La Razón

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha compartido hoy un acto con Felipe VI en el Monasterio de Yuste. Solo unas horas después, en una entrevista en «La Sexta» con Antonio García Ferreras se ha pronunciado sobre la situación del Rey emérito. El jefe del Ejecutivo aseguró que la iniciativa de abandonar España fue «una decisión que tomó él –por Don Juan Carlos– con la Casa Real» y quiso «poner en valor» el compromiso con la regeneración y la ejemplaridad del actual jefe del Estado.

Sobre la posibilidad de que se acaben archivando las causas judiciales abiertas contra el Rey emérito, el presidente defendió que, «en este caso como en todo, nosotros no estamos haciendo ningún ejercicio de favoritismo por ser Don Juan Carlos» y reivindicó que «en un Estado social y democrático de Derecho» el Gobierno no tiene «nada que decir» en cuestiones judiciales. «A mi juicio sería conveniente que el Rey Juan Carlos dijera cuál es su opinión sobre las informaciones perturbadoras. Al final socavan la confianza del pueblo en las instituciones. Es muy contraproducente para aquellas cosas buenas que hizo él durante su reinado», aseguró.

Sobre el desbloqueo de los órganos constitucionales pendientes que se ha materializado en escasas 24 horas de negociación, el presidente confirmó su intención de que éste se haga extensivo también al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). «Me gustaría pensar que estamos más cerca de renovar el CGPJ», destacó.

El jefe del Ejecutivo «agradeció» al PP y al PSOE el esfuerzo que han hecho en la negociación porque «necesitamos unas instituciones sólidas y con plena legitimidad». Una apreciación que borra de la ecuación a sus socios de coalición de Unidas Podemos, que no han participado estrictamente en la misma, pero que han reivindicado ser parte del acuerdo. «Se lo reconozco y se lo agradezco, aunque no tendría por qué, porque es su deber», dijo. «El desbloqueo actual pone de relieve la sinrazón del bloqueo del CGPJ. Me gustaría pedirle al PP que no hagamos una lectura de la legalidad ventajista, que si la Constitución nos mandata para la renovación de los órganos pendientes, lo hagamos en los próximos días».

El presidente basó su petición en que «los jueces y juezas se merecen un órgano de gobierno renovado y plenamente capacitado para ejercer sus competencias». Esta apreciación se ajusta a que el Gobierno y sus socios limitaron las facultades del Poder Judicial cuando está en funciones. Sin embargo, las posiciones de Gobierno y PP siguen muy alejadas. Sánchez no reconoce la propuesta de Casado de que los jueces elijan a los jueces y asegura que, de facto, ya lo hacen, porque las propuestas que llegan al Parlamento son las de las asociaciones judiciales. «Lo que no puede ser es que el PP considere que la Constitución solo se aplique si les beneficia. Que hagan ese esfuerzo, porque los jueces lo merecen», señaló.

Además, el presidente recordó a los populares que ya han sometido en dos ocasiones su propuesta de cambio del sistema de elección del Poder Judicial en el Congreso y han perdido. “Hay que saber ganar y hay que saber perder y deben asumir que no hay una mayoría que secunde su propuesta”, ha asegurado. Hasta ahí se limitó el guante blanco con Casado, a quien el presidente no dudó en afear su deslealtad por “generar falsas alarmas” en lo económico, que va contra la imagen de España. “El centroderecha, que es importante, no puede tener este discurso tan pobre y desleal con su país”, criticó, recordando que en otros momentos complicados como el de la pandemia, debería haber “apoyado los estados de alarma que han salvado vidas”.

El jefe del Ejecutivo reconoció que “la inflación es lo que más preocupa al Gobierno” y mantuvo su compromiso, sobre la factura de la luz, de que los españoles pagarán los mismo este año que en 2018, teniendo en cuenta el IPC. Sánchez agradeció al PNV que no haya bloqueado la aprobación este jueves en el Congreso del decreto de las eléctricas y avanzó que si estas empresas “plantean contratos que no incluyan el beneficio disparado”, no les será aplicable la citada norma. Sánchez mostró su convencimiento de que ERC apoyará los Presupuestos y de que la legislatura durará hasta 2023, porque “necesitamos estabilidad y reformas”.

El presidente se pronunció, también, por primera vez sobre el que fuera su jefe de Gabinete, Iván Redondo, asegurando que “no ha tenido ocasión de hablar con él” y agradeció su “trabajo de resistencia” durante la pandemia, aunque ahora “estamos claramente en un horizonte diferente. En una etapa nueva”, señaló.