Bildu se niega ahora a apoyar una declaración de “firme condena” a ETA en el Parlamento vasco

Desde la formación aseguran que su portavoz no se ha pronunciado sobre el texto, por lo que no ha dicho “ni sí ni no” al mismo

Pleno del Parlamento Vasco
Pleno del Parlamento Vasco FOTO: JOSU CHAVARRI- PARLAMENTO VASCO JOSU CHAVARRI- PARLAMENTO VASCO

Todos los grupos del Parlamento Vasco, salvo EH Bildu, han acordado una declaración conjunta para mostrar su “firme condena” a ETA con motivo del décimo aniversario del cese definitivo de la actividad terrorista de la banda. La formación de Arnaldo Otegi no ha querido pronunciarse sobre el texto de PNV y PSE que ha sido presentado en la reunión de la Junta de Portavoces, lo que ha impedido que fuera aprobado como declaración institucional al no existir la unanimidad necesaria para ello. Este hecho se aleja y mucho de las declaraciones de su coordinador general, Arnaldo Otegi, en las que pedía perdón las víctimas, mientras se acerca a las publicadas ayer, en las que fiaba su apoyo a los Presupuestos a un plan para sacar a los 200 presos de ETA que aún están en prisión.

El documento planteado por el PNV y el PSE-EE es un texto alternativo a la propuesta de declaración institucional de condena a ETA presentada el pasado miércoles por PP+Cs, grupo que finalmente, y al igual que Elkarrekin Podemos-IU y la parlamentaria de Vox, se ha sumado al texto de jeltzales y socialistas.

Fuentes de EH Bildu explicaban posteriormente que su representante en dicha reunión “no se ha pronunciado” en torno al texto, por lo que no ha dicho “ni sí ni no” al mismo. En este sentido, denunciaba que desde PP+Cs se diga que Bildu rechazó el texto. A su juicio, esto demuestra que el objetivo “no era llegar a acuerdos” ni lograr una declaración institucional, sino “insistir en la trinchera y la no convivencia”.

La declaración expresa la “firme condena” de los grupos ante “la sinrazón y la injusticia que supuso la actividad terrorista de ETA durante más de cuatro décadas”, así como la “denuncia de la ilegitimidad de la violencia para conseguir fines políticos”, informa Europa Press.

También expresa su “apoyo y acompañamiento a todas las víctimas que sufrieron esta barbarie”. “Decimos alto y claro que este dolor nunca debió suceder. ETA dejó un daño irreparable en toda la sociedad vasca. Abogamos para que la memoria y el honor de las víctimas no queden relegados por una mirada al futuro que olvide el pasado”, señala el texto. Asimismo, destacan que tras diez años sin violencia terrorista, se vive en una “sociedad más libre”, pero aún “queda trabajo por hacer”.

Por todo ello, señalan que “el nuevo tiempo exige asumir responsabilidades y reconocer el daño causado”. Y, sobre todas las cosas, quieren dejar claro que “ningún argumento -ni un contexto o teoría del conflicto, ni una tesis sobre bandos enfrentados, ni la denuncia de vulneraciones de signo diferente, ni una razón de Estado, ni la prevalencia del futuro- puede ser invocado para minimizar, justificar o legitimar la violencia de ETA, ni ninguna otra violación de los derechos humanos”.