Economía

Yolanda Díaz desafía a Sánchez: derogará la reforma laboral “a pesar de las resistencias”

La ministra de Trabajo lanza un órdago a su homóloga Nadia Calviño y asegura que es una “decisión inalterable para este mismo año”

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha querido lanzar este sábado un mensaje claro sobre la derogación de la reforma laboral del PP: “Una decisión inalterable para este mismo año” a pesar “de todas las resistencias”.

En un emotivo discurso en el 12 Congreso de CCOO, donde ha sido ampliamente aplaudida y ovacionada al grito de “presidenta, presidenta” y “sí se puede”, ha querido insistir en que su compromiso con los trabajadores se “cristaliza en una decisión inalterable para este mismo año: la derogación de la reforma laboral del partido popular”, informa Efe.

“Vamos a derogar la reforma laboral, a pesar de todas las resistencias, que las hay y son muchas compañeros y compañeros (...) a pesar de todas aquellas personas que, estén donde estén, jamás han querido derogar el modelo laboral de precariedad que ha impuesto la derecha unilateralmente en nuestro país”, aseguraba Díaz tras el conflicto abierto en el seno del Gobierno con la vicepresidenta primera Nadia Calviño.

Un discurso en el que Díaz lanzaba un claro aviso a su socio de Gobierno: ella sigue adelante y para eso ha pedido el apoyo de los sindicatos. De este modo, mantiene firme el pulso que se inició ayer con la convocatoria de la comisión de crisis de la coalición. El nicho de la izquierda se le queda pequeño, y más allá de un frente amplio necesita algo más grande, más transversal... y es aquí donde cabe recordar las palabras de Iván Redondo, el pasado 13 de octubre, en “Espejo Público”, donde el ex jefe de gabinete de Pedro Sánchez aseguró que la plataforma transversal que debe llevar a cabo Yolanda Díaz tendría que ser un «movimiento amplio» más que un «frente amplio» y no solo a la izquierda del PSOE.

Duelo de egos en el Ejecutivo

Hay que recordar que ayer mismo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, salía en defensa de Calviño ante las quejas de Podemos. La vicepresidenta primera Nadia Calviño envió una comunicación este jueves por la noche a todos los ministerios en el que se «arrogaba» el liderazgo de la negociación para derogar la reforma laboral, según confirman a LA RAZÓN, fuentes gubernamentales.

Si bien hasta ahora la vicepresidencia segunda ha decidido trabajar en silencio, esta nota informativa levantó ampollas en el sector morado. Tantas que la vicepresidenta Díaz coordinó con la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, la petición de una reunión de urgencia con el PSOE ante un «grave incumplimiento» en el pacto de coalición firmado en 2020. Y es que, a juicio de Unidas Podemos, desde la vicepresidencia primera se ha producido una «injerencia» grave precisamente en una de las medidas estrellas de Yolanda Díaz.

El pasado 15 de octubre, la vicepresidenta segunda señaló que las negociaciones sobre la reforma del mercado de trabajo iban “rápidas y ágiles”, sin embargo debían estar culminadas “en torno al mes de noviembre”, para que así pueda publicarse en el BOE antes del 31 de diciembre, pactado con la Comisión Europea. “Solamente hemos dejado una reforma estructural, que es la Ley de Empleo, para el primer trimestre del siguiente año, de 2022, pero lo que son los elementos centrales de modernización del mercado de trabajo han de estar publicados en el boletín antes del 31 de diciembre, por lo tanto, es para ya”, constató.

A su llegada a la reunión de ministros de Empleo de los Veintisiete, Díaz señaló que es una reforma “estructural” que “no se ha hecho en 42 años”, con el objetivo de “modernizar el mercado de trabajo y sobre todo de abordar sus principales problemas”.