Esto es lo que cuesta un entierro o una incineración en España

Un entierro en Vigo cuesta hasta 6.165 euros, frente a los 2.539 de Zaragoza. ¿Lo más caro? El féretro, el cementerio y el tanatorio

Operarios proceden a enterrar un féretro en el cementerio de Aldea del Rey, Ciudad Real
Operarios proceden a enterrar un féretro en el cementerio de Aldea del Rey, Ciudad RealJulia R. ArévaloEFE

Velatorio, ataúd, incineración.... los típicos temas que salen en algunas reuniones familiares y de los que nadie quiere hablar. Pero hay que hablarlo porque cuando llega el momento de afrontar una muerte, más vale tenerlo todo bien atado. Y es que un entierro sencillo viene a costar, de media, 3.700 euros. Si optamos por la opción de incinerar, el precio baja un poco. Sin embargo, este precio varía y mucho, en función de la ciudad en la que nos encontremos. De los 6.000 euros de Vigo, a los casi 3.000 de Zaragoza, la diferencia es abismal.

Por este motivo, con el fin de conocer el coste actual de un entierro y una incineración, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) solicitó presupuesto en 113 funerarias de 29 ciudades. La premisa común era un entierro sin lujos ni extras, pero digno, similar a lo que suela gastarse en la ciudad e incluyendo el alquiler de un nicho durante un periodo mínimo de cinco años. Al mismo tiempo se solicitó presupuesto para una cremación.

Según este informe, el coste medio de un entierro sencillo sería de unos 3.739 euros, mientras que una incineración se situaría en los 3.617 euros. Una cifra que, en el caso de Vigo, llegaría a los 6.165 euros, y a los 5.455 euros, en el caso de Alicante. Esto supone más del doble que en Cádiz (2.551 euros) o en Zaragoza (2.539 euros).

Madrid, entre 4.426 y 6.384 euros

Pero estas diferencias no sólo se ven entre unas provincias y otras. Dentro de la misma ciudad, también pueden observarse grandes desigualdades. En Barcelona, el precio puede oscilar entre los 2.378 y los 5.100 euros para un entierro; en Madrid, entre 4.426 y 6.384 euros. Sobra decir que la capital de España es en general uno de los municipios más caros.

El ahorro medio es del 28%, similar para una cremación, de ahí que, aunque no sea una práctica extendida, es recomendable pedir al menos un par de presupuestos diferentes.

El estudio también revela los conceptos con un mayor peso en la factura, como son el féretro, el cementerio y el tanatorio, entre más de una docena de conceptos diferentes: coche fúnebre, esquelas, flores, responso, etc. que también varían según la funeraria.

Gráfico de lo que cuesta un entierro en España / OCU
Gráfico de lo que cuesta un entierro en España / OCU FOTO: La Razón La Razón

Los gastos detallados

De los costes del servicio funerario el féretro, arca o ataúd es el apartado más caro: un modelo común, sin lujos especiales, cuesta entre 600 y 1.300 euros, pero la media ronda unos 1.200 euros.

El precio del cementerio marca diferencias: desde el entierro a las tasas por el alquiler, la media puede suponer casi 650 euros. El coste medio de la cremación, cuando se opta por ella, es de 547 euros.

El alquiler del tanatorio por 24 horas cuesta 546 euros. Y, a esto hay que sumar otros gastos: esquelas, muy habituales en algunos lugares, la flores, el coche fúnebre, la preparación del cuerpo, los gastos de personal...tienen cuantía muy variable, pero una corona mediana supera los 100 euros.

Falta de transparencia

Pero lo más reseñable de este informe de la OCU, más allá de los precios y el negocio que supone morirse hoy en día en nuestro país, es la falta de transparencia de muchas funerarias: una de cada tres no entrega un desglose detallado de los distintos conceptos, lo que dificulta las comparaciones entre presupuestos. Asimismo, destaca que en algunos presupuestos se incluyeron descuentos y conceptos gratuitos, aunque no siempre implican que el precio final sea más barato que el de otra empresa de la misma ciudad.

En cuanto a la evolución de los precios, la OCU ha comprobado que el incremento de los últimos ocho años ha sido moderado y permanecen relativamente estables. La inhumación ha subido un 5,5% y la incineración un 6,8%, mientras que el incremento acumulado del IPC en ese periodo ha sido similar, del 5,8%.

Precio de un entierro, por ciudades. Gráfico OCU
Precio de un entierro, por ciudades. Gráfico OCU FOTO: La Razón La Razón