El Gobierno da la espalda a los policías y permitirá la difusión de sus imágenes sin autorización

Desde JUPOL denuncian que esta medida es “inadmisible” y pone “en grave riesgo la integridad física de los agentes y sus familias”

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska FOTO: FERNANDO CALVO / MONCLOA HANDOUT EFE

“Un grave riesgo para la integridad física de los agentes de la Policía Nacional y de sus familias”. La derogación de la Ley Mordaza, un empeño de los socios de Gobierno de Pedro Sánchez, se cobra sus primeras víctimas: los policías. El acuerdo al que han llegado el Ejecutivo y Podemos para tumbar esta polémica ley contempla la eliminación del ordenamiento jurídico de la prohibición de difundir imágenes de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sin autorización previa.

Esta nueva cesión de Sánchez a sus socios supone, a juicio de Pablo Pérez, portavoz nacional del sindicato policial JUPOL, “una nueva falta de respeto a todos los policías en el ejercicio de sus funciones” en un momento en el que las agresiones a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no dejan de incrementarse. Por ello, denuncian que “se vulnera completamente su derecho a la intimidad”, así como “el derecho a preservar su imagen y su identidad” como policías.

Llamada de atención a Grande-Marlaska

Desde esta organización sindical denuncian también que se ponga en tela de juicio la actividad policial y se siembre la duda sobre ellos desde distintos sectores de la sociedad. Críticas y ataques que en más de una ocasión proceden del mismo Gobierno.

Y es esa “presunción de culpabilidad” la que genera un clima constante de inseguridad jurídica que puede derivar en una “inseguridad operativa” entre los propios agentes. Por todo ello, desde JUPOL han solicitado al Ejecutivo y al resto de parlamentarios que en su afán por derogar la llamada Ley Mordaza no acaben con la prohibición de difundir imágenes de los agentes sin autorización. Una reivindicación que, según ha señalado Pérez, “está más que justificada y es absolutamente necesaria para garantizar los derechos y la integridad física de nuestros compañeros y de sus familias”.

Más tajantes se han dirigido al titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que han pedido que “de una vez por todas actúe como ministro del Interior, como el máximo responsable de todos los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil y que muestre con contundencia el apoyo a estas instituciones y las defienda de los ataques constantes que se vienen repitiendo desde el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos”.