¿Se ha fundido la estatua en bronce de Millán Astray en La Coruña?

Veteranos legionarios reclaman sin éxito la réplica del fundador del Tercio

La estatua de Millán Astray se levantó en 1970 en La Coruña y se retiró en enero de 2010
La estatua de Millán Astray se levantó en 1970 en La Coruña y se retiró en enero de 2010La RazónLR

En enero de 2010, operarios del Ayuntamiento de La Coruña retiraron una estatua dedicada al general Millán Astray que llevaba 40 años en una de las plazas más emblemáticas de la ciudad. En 1969, dentro de los actos del 50 aniversario de Legión, la fuerza de choque pidió que se creara una réplica en bronce de su fundador, y se ofreció a abonar los gastos, 400.000 pesetas de la época. El consistorio aceptó por el respeto que suscitaba Millán Astray en su ciudad natal, pero asumió el coste de la efigie de tres metros de altura y 600 kilos de peso, que permaneció hasta hace 11 años en la plaza de igual nombre que el militar que hizo carrera en África, hasta que fue rebautizada en 2015 en aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

La Plataforma Millán Astray, una asociación de veteranos legionarios, intenta recuperar la estatua, que teme haya sido «vandalizada» e, incluso, «destruida», como amenazó el concejal del BNG Mario López Rico, que había dicho a título personal que era partidario de «fundir» una efigie que «sufrió al menos dos actos de vandalización previos», según los registros del ayuntamiento: el primero en 2007, cuando se cubrió con una tela rosa con motivo del día del orgullo gay y el segundo, con pintadas sobre todo el conjunto monumental que la rodeaba. Años antes, en 2005, un grupo de radicales provistos de una radial fueron detenidos por la Policía cuando pretendían cortar las extremidades inferiores.

Lamenta la asociación legionaria cómo «hasta hace poco» la estatua del Hijo predilecto de la Ciudad de La Coruña «presidía una de sus plazas más emblemáticas» y «todo cambió cuando abandonó la Alcaldía el moderado socialista Francisco Vázquez», pues «desde entonces, el Partido Socialista entró en la más absoluta radicalidad con su alianza con el independentista BNG».

La Plataforma Millán Astray está «peleando» desde hace más de dos años para evitar el «abandono» que «sufre» la efigie en un almacén municipal, y «no sólo porque se trata de una imagen de su fundador que fue colocada en la ciudad a instancias de la propia Legión» sino también porque es «una obra de arte catalogada, del gran escultor gallego Xoan Piñeiro, y por lo tanto protegida por la estricta normativa autonómica aplicable», y cuyas características la dejarían además fuera del ámbito de la Ley de Memoria Histórica.

El Ayuntamiento de La Coruña «no da ninguna prueba» del «estado» ni de la «ubicación» de la estatua, lo que ha «obligado» a la asociación a denunciar los hechos al Defensor del Pueblo Gallego. En este contexto, la Plataforma Millán Astray acudió el 23 de octubre a la Consejería de Cultura de la Xunta al objeto de que verificara «el estado de mantenimiento y conservación» de una obra inventariada con el número 10025 en un listado municipal de 100 piezas de monumentos en parques y vías públicas.

La Plataforma ha intentado incluso convencer a la alcaldesa –la socialista Inés Rey– para que la trasladase a Ceuta, cuyo primer edil la reclamó para festejar el centenario de la Legión, pero la regidora rechazó la demanda alegando que se «encuentra en dependencias municipales con la finalidad de que sea instalada en un recinto militar» y que esa petición debía partir del Ministerio de Defensa, aparte las razones legales.

El alcalde ceutí, Juan Jesús Vivas, pretendía que la réplica en bronce se instalara en el cuartel donde fueron instruidos los primeros legionarios al mando de Millán Astray. La negativa evidencia «sectarismo» y «sinrazón» por parte de Inés Rey, según la asociación de veteranos, que pretenden recuperar los «lazos afectivos» de La Coruña con el general mutilado en África.