Dos testigos sitúan a Monedero en los pagos a Venezuela

El juez les ha tomado declaración bajo la condición de protegidos y han apuntalado la versión de el exjefe de la inteligencia venezolana Hugo Carvajal

Dos testigos protegidos han desfilado ya ante el juez de refuerzo de la Audiencia Nacional, Joaquín Gadea, que está liderando ahora la investigación sobre la financiación de Podemos por parte de Venezuela. Ambos colocaron en el centro de los pagos del país bolivariano a Juan Carlos Monedero. La causa fue reabierta a raíz de la información aportada por el exjefe de inteligencia venezolana, Hugo Carvajal («El Pollo») que detalló un amplio entramado para financiar partidos políticos de izquierdas de todo el mundo. Pero él, aunque era conocedor de esos pagos, no los ejecutaba. Por eso, para los investigadores el testimonio de algunos de estos testigos que sí se encargaban de entregar el dinero, según fuentes conocedoras de la investigación, ha sido clave para oficiar a la Policía que comience a rastrear cuentas.

Uno de ellos acudió la primera semana de noviembre y el otro la segunda de forma totalmente secreta gracias a un dispositivo que organizó la propia Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía. Ambos corroboraron la versión de Carvajal que expuso que existían diversos métodos de pagos. Por un lado, la valija diplomática, un mecanismo que no tiene que pasar los controles aeroportuarios ordinarios y con el que el dinero llegaba a la embajada venezolana en España y, de aquí, se entregaba a Juan Carlos Monedero.

La siguiente vía consistía en viajes del propio fundador de la formación morada al país. Una vez allí, se hacían entregas y los testigos sitúan a Monedero en el Hotel Meliá de Caracas para hacerse con el efectivo, como reveló El Mundo. Y una tercera línea que tiene que ver con entramados de sociedades a través de los que el dinero pasaba por varios países y terminaba en cuentas relacionadas con los dirigentes.

Se da la circunstancia de que la Fiscalía Anticorrupción mantiene abierta desde hace casi un año una investigación secreta sobre una extensa red de personas físicas y jurídicas con relación a un gran blanqueo de capitales. Poco ha trascendido sobre estas indagaciones, pero tres fiscales del Ministerio Público se reunieron con el juez instructor de la Audiencia Nacional para explicar en qué estaban trabajando y, algunas fuentes conocedoras del mismo, indican que existen «muchos» puntos de conexión con lo que Carvajal ha narrado. Si bien, por el momento la Fiscalía no va a judicializar esta investigación en el órgano.

Para seguir avanzando y solidificar los indicios de delito, el magistrado Gadea ha ordenado la primera actuación a la UDEF para que haga diversas comprobaciones sobre lo contado por Carvajal y los testigos protegidos, así como los documentos que obran en la causa. Sin perjuicio de que en los próximos días pueda acudir algún testigo protegido más a sede judicial, indican estas fuentes.

En el análisis de la policía tienen importancia las fechas para acotar los delitos. Por un lado, uno de los documentos que el magistrado ha remitido a la UDEF es de 2013 con un pago de 142.000 dólares a una de la fundadora de la formación morada Carolina Bescansa, así como a los sociólogos Jorge Lago y Ariel Jerez con un concepto de «diseño político comunicacional de material audiovisual».

El matiz está en que no fue hasta 2015 cuando se introdujo el delito de financiación ilegal de partido en el Código Penal. Pero Carvajal en las dos declaraciones que ha prestado ante el juez habla de entregas de dinero hasta 2017. De hecho, así lo expone en un relato que le entregó al magistrado estando en la cárcel bajo el título «informe confidencial». No obstante, con todo lo obrante hasta el momento, podrían investigarse delitos de falsedad documental, blanqueo de capitales o contra la Hacienda Pública, según las fuentes consultadas.